Más de la mitad del personal municipal ronda la edad que permite prejubilarse

El Ayuntamiento denegará salvo excepciones los retiros anticipados

La concejala de Réxime Interno, Gloria Prada, junto al alcalde, en una rueda de prensa
La concejala de Réxime Interno, Gloria Prada, junto al alcalde, en una rueda de prensa

MONFORTE / LA VOZ

La fórmula del café para todos no sirve si se trata del acceso de los trabajadores municipales a la jubilación voluntaria anticipada que permite la normativa laboral a partir de los 60 años. Según el equipo de gobierno, resulta necesario aplicar criterios ajustados a la realidad del Ayuntamiento para determinar en qué casos procede permitirlas. Sindicatos y partidos de la oposición sostienen, por el contrario, que no se deberían aplicar más cortapisas de las que marca la Seguridad Social. Sus argumentos cayeron en saco roto en el último pleno, en el que se aprobaron las pautas que regirán para autorizar esas prejubilaciones.

La concejala de Réxime Interior, Gloria Prada, echó mano de los números para justificar la propuesta del equipo de gobierno. De acuerdo con sus explicaciones, más de la mitad de los 112 trabajadores que integran la plantilla municipal rondan la edad necesaria para acceder a una jubilación anticipada. «Desde ese momento y hasta la jubilación definitiva, el Ayuntamiento tiene que mantener la base de cotización. Si la cogen con sesenta años, hagan cuentas», señaló durante el pleno.

Según su criterio, si no se aplican restricciones el coste de las prejubilaciones podría llegar a ser inasumible para las arcas municipales. «Más de la mitad de la plantilla ronda la edad necesaria para la jubilación anticipada. Si las concedemos, hay dos trabajadores por puesto de trabajo varios años y luego un proceso selectivo con el que se puede perder todo lo invertido en la formación del sustituto», afirma Gloria Prada. «Es justo -añade- que haya unos criterios que se ajusten a la ley. No se puede dejar la decisión a la voluntad del trabajador, debe haber un acuerdo entre ambas partes».

La propuesta de criterios para el acceso a la jubilación anticipada que aprobó el pleno entrará en vigor tras su publicación oficial. El criterio general «será non autorizar» ese tipo de solicitudes entre el personal municipal, aunque se establecen una serie de excepciones en función del área de trabajo y de la disponibilidad de crédito presupuestario.

Evitar discriminaciones

Ningún grupo de la oposición sintonizó con la iniciativa del equipo de gobierno. «Hai lexislación de abondo a nivel estatal sen ter que pasar outra criba máis. Non se deben poñer máis trabas que as que impón a normativa laboral xeral. Se a xente se xubila, saen postos que pode cubrir xente nova», opina el concejal del BNG Emilio Sánchez.

«En situacións similares pode darse o caso de que a un se lle dea e a outro non, de feito xa andan circulando comentarios sobre algunha desas cousas», apunta Germán Vázquez, de Esperta Monforte. Por su parte, la portavoz del PP, Katy Varela, cree que si hay una regulación general «esto no puede convertirse en algo discrecional». El alcalde, a su juicio, «por su condición de antiguo sindicalista debería tirar más por los empleados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de la mitad del personal municipal ronda la edad que permite prejubilarse