La Ribeira Sacra lucense acaba de formalizar su ingreso en la Ruta Transrománica Europea, una red que forma parte de los itinerarios culturales del Consejo de Europa. El hecho fue anunciado esta mañana por José Tomé y Pilar García Porto, respectivamente presidente y responsable del área de Cultura e Turismo de la Diputación, organismo que promovió la candidatura del territorio ante la asamblea de la Ruta Transrománica. Según apunta Tomé, la propuesta de ingreso de la Ribeira Sacra en esta red fue aceptada por unanimidad por sus integrantes.

Para la preparación de la candidatura, según explican los responsables de la Diputación, se efectuó una selección de diez iglesias situadas en otros tantos municipios y consideradas como elementos representativos del patrimonio románico de la Ribeira Sacra. Estas iglesias son las del monasterio de Ferreira de Pantón, San Xoán de Portomarín, Santo Estevo de Ribas de Miño —en O Saviñao—, Santa María de Proendos —en Sober—, San Pedro de Ribas Altas —en Monforte de Lemos—, Santa María de Torbeo —en Ribas de Sil—, San Facundo de Ribas de Miño —en Paradela—, Santa María de Nogueira de Miño —en Chantada—, San Xoán da Cova —en Carballedo— y Santa María de Taboada dos Freires, en Taboada. Más adelante, según indica Tomé, será posible ir incluyendo otros monumentos románicos de la Ribeira Sacra en esta ruta.

Asimismo, el presidente de la Diputación explica que en el documento de aceptación de la candidatura, la asamblea de la Ruta Transrománica Europea especifica que la propuesta lucense «inclúe elementos patrimoniais únicos e de gran calidade» y señala como de especial interés las iglesias de Santo Estevo de Ribas de Miño, Portomarín y Pantón. Tomé apunta por otro lado que el ingreso en este itinerario cultural sitúa el patrimonio románico de la Ribeira Sacra «no máis alto nivel de visibilidade e recoñecemento en Europa» y añade que supondrá un importante apoyo para el turismo en estos municipios «nun momento de grande dificultade para o sector, a causa da pandemia». Entrar en esta categoría, añade, supone además un notable refuerzo para la candidatura de la Ribeira Sacra a patrimonio de la humanidad.

Por su parte, García Porto precisa que la entrada la Ruta Transrománica «implica sobre todo promoción», gracias al amplio prestigio de los itinerarios culturales europeos, y que puede ayudar en gran medida a conseguir ayudas institucionales para promover el aprovechamiento turístico y cultural del patrimonio histórico.

La Ruta Transrománica esta formada actualmente por doce regiones pertenecientes a nueve estados europeos. Los países que integran la red cultural son España, Portugal. Francia, Alemania, Italia, Austria, Serbia, Eslovaquia y Rumanía. Por parte española, hasta el momento, en la red está representada la comunidad de Castilla y León, con los monumentos románicos de la ciudad de Zamora y el monasterio burgalés de Santo Domingo de Silos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Ribeira Sacra lucense ingresa en la Ruta Transrománica Europea