El vino de branco lexítimo se estrena en Ribeira Sacra

Ponte da Boga es la primera bodega que apuesta por esta uva minoritaria de cultivo tradicional


Ponte da Boga firma el primer vino de la escasa variedad branco lexítimo que se comercializa en Ribeira Sacra. La uva procede de una parcela que se plantó hace diez años, después de que los técnicos de esta bodega ourensana reparasen en su potencial enológico. Tras varias experiencias previas, la nueva marca se estrena en el mercado con una producción de 1.750 botellas de la añada del 2019.

La Colección de Vides de la Estación de Viticultura e Enoloxía de Galicia define el branco lexítimo como una variedad minoritaria de cultivo tradicional cuya presencia se centraba hasta hace poco en las zonas de Barbanza y Betanzos. Hasta el año 2009, cuando el Ministerio de Agricultura la dio de alta en el registro de variedades comerciales, no se podían elaborar vinos con esa uva pese a su acreditada calidad.

En el 2018, y a raíz de la última revisión del reglamento del consejo regulador, pasó a ser considerada variedad blanca preferente en el ámbito de la denominación de origen Ribeira Sacra, de la que forma parte la bodega Ponte da Boga dentro de la subzona Ribeiras do Sil-Ourense. Los técnicos destacan que es una uva que compagina el cuerpo y potencial aromático de la variedad godello con una mayor acidez que acentúa su frescura y facilita una larga evolución en botella.

El branco lexítimo de Ponte da Boga pasó en el proceso de elaboración por «una maceración en frío, prensado y posterior fermentación en depósito de acero y barrica de roble, seguida de una crianza sobre lías de cinco meses». Según la ficha de cata, el resultado es un vino «amarillo verdoso pálido, de gran intensidad aromática», que combina en nariz notas florares y frutales con los tostados y sensaciones ahumadas propias de la barrica. En boca, vuelven a percibirse las sensaciones frutales «con toques a lima, naranja o albaricoque».

El branco lexítimo se suma a las seis variedades que emplea la bodega de Castro Caldelas en la elaboración de sus diferentes marcas de vinos: mencía, brancellao, merenzao y sousón, entre las tintas; y godello y albariño, en las blancas. En esta vendimia, que se acaba de dar por concluida en Ribeira Sacra, entraron en las instalaciones de Ponte da Boga alrededor de 330.000 kilos de uva.

En el conjunto de la denominación de origen, y de acuerdo con los datos del consejo regulador, en esta campaña se contabilizaron 5.244.049 kilos de uva, de los que la gran mayoría corresponden a variedades tintas. De uva blanca se cosecharon 530.066 kilos y 412.988 son de godello. La producción total de branco lexítimo se sitúa en 4.430 kilos.

La variedad branco lexítimo aparece citada por vez primera en el año 1914 por el agrónomo García de los Salmones, que la describe como uva de cultivo tradicional en la zona de Paderne, en Betanzos. También se la denomina raposo, en la zona de Barbanza, y branca do país, en la zona de Navia, donde tiene cierta presencia.

No aparece recogida, sin embargo, en la catalogación de variedades gallegas que realizó a finales del siglo XIX el científico monfortino Antonio Casares. Aunque no parece haber tenido una protagonismo destacado en las viñas de Ribeira Sacra en tiempos recientes, se conservaban algunas cepas centenarias en viñedos situados de la ribera del Sil. Una de ellas fue localizada en el paraje de A Cividade, viña de la subzona de Amandi que debe ser vendimiada en barca por su difícil acceso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El vino de branco lexítimo se estrena en Ribeira Sacra