Ribeira Sacra vende más vino que antes de la pandemia

El consejo regulador asocia el 8% de aumento a la demanda en los supermercados

El director de Lavinia España, en una cata de vinos en el consejo regulador de Ribeira Sacra
El director de Lavinia España, en una cata de vinos en el consejo regulador de Ribeira Sacra

MONFORTE / la voz

Los efectos de la pandemia no se dejan sentir por ahora en las ventas de vino de Ribeira Sacra. Más bien, todo lo contrario. Subieron un 8% entre el 1 de agosto del 2019 y el 31 julio del 2020, período al que corresponden los últimos datos divulgados por el consejo regulador. A pesar del confinamiento y de las secuelas económicas de la crisis sanitaria, las bodegas de esta denominación de origen despacharon en esos meses 300.000 botellas más que en el cómputo anterior de las estadísticas sobre comercialización. Las ventas en supermercados, especialmente de las marcas de mayor tirada, habrían compensado la menor demanda en hostelería y restauración.

Del 1 de agosto del 2019 al 31 de julio del presente año se comercializaron 3.875.900 litros de vino, frente a los 3.616.200 litros de ese mismo período de la anterior campaña vitivinícola. Las ventas subieron, según estas cifras, en 259.000 litros, el equivalente a unas 300.000 botellas. «De ese período, una parte importante transcurrió ya con la pandemia del coronavirus y el correspondiente cierre del sector hostelero y de restauración», detallan la web de Ribeira Sacra. La mejora de los datos, apunta el consejo regulador, «hace pensar que durante el confinamiento aumentaron las ventas en supermercados y online».

En algunas ocasiones, los datos sobre comercialización que difunde el consejo regulador se basan en el volumen de contraetiquetas con el sello de la denominación de origen que solicitan las bodegas. No siempre es un indicativo fiable, porque el hecho de que el vino se embotelle no implica necesariamente que esté vendido. El embotellado puede deberse a la demanda del mercado, pero también a la necesidad de dejar libres depósitos de almacenaje. Las estadísticas más recientes que se dieron a conocer, sin embargo, corresponden a las declaraciones de venta que deben realizar los productores ante el Ministerio de Agricultura.

Mejor en el interior

Las declaraciones de campaña siempre van de comienzos de agosto al 31 de julio del siguiente ejercicio. Por lo que respecta a la última, Ribeira Sacra mejora los datos de ventas tanto en Galicia como en el conjunto de España, donde Valencia se convirtió en los últimos años en el principal destino de sus vinos. En el mercado gallego, el incremento de la demanda de las provincias de Lugo y Ourense compensa la caída que se constata en A Coruña y Pontevedra, que posiblemente esté ligada a la evolución del turismo como consecuencia de la pandemia.

«As estatísticas sobre vendas veñen do ministerio. Os números son os que son, e penso que non son casuais», apunta el presidente del consejo regulador de Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez. Según su criterio, que Valencia desplazase a Madrid como principal mercado de Ribeira Sacra solo se justifica por la creciente presencia de los vinos de esta denominación de origen en los lineales de las grandes superficies. Esta circunstancia explicaría también la tendencia positiva de las ventas en plena pandemia. «As vendas ían moi ben antes do coronavirus e cando chegou mantivéronse nas empresas que están en alimentación», sostiene Rodríguez.

«O ano pasado foi moi bo e neste os supermercados tiraron moito das vendas. Se a xente no sae, merca o viño para bebelo na casa», corrobora un bodeguero. Por lo que respecta a la comercialización a través de Internet, el consejo regulador tiene en marcha desde el confinamiento en su página web un portal de venta al que se sumaron diez de las 93 bodegas inscritas en la denominación de origen.

El volumen de exportaciones a Estados Unidos era el doble hace cinco años

Las exportaciones de vinos de Ribeira Sacra experimentan un ligero descenso en la última campaña. Concretamente, se pasa de los 162.900 litros que figuraban en la anterior estadística a los 150.600 que recogen los datos más recientes del ministerio. La pandemia y las políticas económicas restrictivas parecen haber acentuado la tendencia a la baja que se aprecia desde el 2015 en las ventas en Estados Unidos, principal destino externo para esta denominación de origen. Esa campaña se exportaron al mercado estadounidense 87.700 litros, más del doble que en la última, en la que las ventas allí fueron solo de 33.900 litros.

El consejo regulador destaca como aspecto positivo el aumento de las exportaciones a países como Bélgica, Canadá, China, Irlanda, Italia o Suiza, más notoria en el caso de Rusia, Países Bajos o Alemania. Esta circunstancia se debe, a su juicio, a las visitas de importadores y prescriptores a la zona y a la creciente presencia de la denominación de origen en ferias internacionales.

Cabe señalar, no obstante, que se trata todavía de volúmenes poco significativos en el global de las ventas de vino de Ribeira Sacra. A Rusia, por ejemplo, se enviaron en la anterior campaña un total de 4.500 litros.

Fidelización de la marca

Por lo que se refiere a las ventas en grandes superficies dentro del mercado español, algunos bodegueros consideran que el incremento de visitantes que se constató en la zona a raíz de la pandemia podría haber contribuido a una fidelización hacia la marca Ribeira Sacra en las compras de vinos que realizan en sus lugares de procedencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ribeira Sacra vende más vino que antes de la pandemia