Padres A Gándara afirman que las quejas por el transporte buscan colar la jornada única

Las familias que defienden el horario actual critican que se use la situación sanitaria como pretexto para ir contra la mayoría

Una de las votaciones celebradas en A Gándara en las que se rechazó la jornada única
Una de las votaciones celebradas en A Gándara en las que se rechazó la jornada única

monforte / la voz

El debate sobre la jornada única vuelve a estar sobre el tapete en el colegio público A Gándara. Las familias contrarias a esta fórmula, que fueron mayoría en las consultas celebradas hasta la fecha, consideran que las quejas de un grupo de padres que piden que se adelante la llegada del transporte escolar buscan en realidad forzar unilateralmente la modificación del horario del centro que les negaron todas las votaciones.

«Los que quieran jornada única tienen para elegir cuatro colegios, uno de ellos público. Si nos quitan la jornada partida en A Gándara, a los demás no nos queda ninguna otra alternativa», señalan las familias que exigen que se mantenga el actual sistema.

«Todos los niños tienen autobús a la hora de salida del centro, que es la misma que el año pasado. Lo único que se ha hecho es cambiar de hora un recreo. Si alguien decide ir a buscarlos antes, es porque quiere. El autobús tendrá que hacer el horario del centro, que desde hace años es de diez y cinco de la mañana a cinco menos veinte de la tarde. Todas las veces que se ha votado para cambiarlo ha salido que no», detallan en un comunicado.

Las medidas de reorganización por la situación sanitaria no alteraron la entrada y salida del centro vigente de octubre a mayo, pero aconsejaron revisar el recreo del comedor que era de dos y cuarto a tres de la tarde en el curso anterior. El recreo coincide ahora con los cuarenta minutos que transcurren entre la última clase y la llegada del transporte escolar. «Están en el recreo y no a la intemperie, en la correspondiente cuadrícula o en el aula burbuja. Si el tiempo lo permite, están mejor fuera. Mi hija está encantada de que haya recreo», argumenta una madre partidaria del horario actual.

No es ninguna espera

«Los niños no están esperando al bus cuarenta minutos. El transporte se ajusta al horario escolar que tiene el centro, porque es un colegio de jornada partida», señalan las familias que se oponen a la revisión de este sistema. «Según la normativa vigente -añaden-, en una jornada partida la de mañana y la de tarde deben estar separadas por dos horas. El colegio decidió este año que este tiempo se reparta en cincuenta minutos para comedor y cuarenta minutos de recreo que ponen a las cuatro de la tarde».

Estas familias puntualizan que el colegio ya solicitó a la Consellería de Educación un autobús de transporte escolar que pasase por el centro a las cuatro de la tarde, petición que le fue denegada. Los padres de A Gándara también votaron mayoritariamente este curso, por otro lado, contra una propuesta para retrasar el comedor a las tres de la tarde. «Los que quieran son muy libres de ir a buscar a sus hijos, pero cualquier medida que afecte al funcionamiento del centro tiene que ser votada», subrayan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Padres A Gándara afirman que las quejas por el transporte buscan colar la jornada única