Monforte vuelve a tener médicos MIR por primera vez en lustros

Dos especialistas en formación se incorporan al centro de salud y el hospital

Odei Castro y Silvia Hernández, los nuevos MIR, a la entrada del centro de salud de Monforte. A la derecha, los médicos Rosendo Bugarín y Antonio Rodríguez, que ejercen como sus tutores
Odei Castro y Silvia Hernández, los nuevos MIR, a la entrada del centro de salud de Monforte. A la derecha, los médicos Rosendo Bugarín y Antonio Rodríguez, que ejercen como sus tutores

monforte / la voz

Por primera vez en mucho tiempo, el centro de salud, el hospital comarcal y el PAC de Monforte de Lemos cuentan con personal adscrito al programa MIR -médicos internos residentes-, el sistema de formación de especialistas vigente desde 1976. El pasado lunes se incorporaron a sus respectivos puestos la canaria Silvia Hernández Dorta y el navarro Odei Castro Ansa, que prestarán servicio en los referidos centros sanitarios durante cuatro años.

Durante su período de residencia en Monforte, los nuevos MIR -que se forman para trabajar como especialistas en medicina familiar y comunitaria-, contarán con el apoyo de sendos tutores que ejercen esta misma especialidad. De esta tarea se ocupan dos médicos de atención primaria del centro de salud, Rosendo Bugarín -tutor de Silvia Hernández- y Ana Isabel Docasar, tutora de Odei Castro. Esta última labor la desempeña de forma temporal el médico Antonio Rodríguez, ya que Docasar está ahora de vacaciones. En lo que respecta a su trabajo en el hospital, los MIR serán coordinados además por los médicos José López Castro y Roberto Muñoz, este último jefe del servicio de urgencias.

Una larga ausencia

Aunque hace años que en Monforte no trabajaba ningún MIR, hubo una época en la que el centro de salud y el hospital participaron en este programa, por lo que contaron con especialistas en período de formación. «Según me han comentado, hace aproximadamente entre quince y veinte años hubo un período en el que pasaron varios MIR por estos centros», señala a este respecto el médico tutor Rosendo Bugarín, quien se incorporó al centro de salud monfortino hace dos años. «Pero personalmente no conozco a nadie ni tampoco oí hablar de nadie que haya hecho residencias de especialización en esta zona», agrega.

El motivo por el que dejaron de llegar los MIR a Monforte no se conoce con certeza -indica Bugarín-, «pero pudo ser por diversas causas, como que se restringiesen las plazas de este tipo o como que en el centro de salud y en el hospital no hubo nadie que quisiese asumir las tutorías, o bien por otras cuestiones».

Una estancia de cuatro años con períodos de trabajo en diferentes servicios

El período de formación de los médicos internos residentes oscilaba en tiempos entre dos y cinco años, pero en la actualidad es de cuatro años en la mayoría de las especialidades. Es el caso de la de medicina familiar y comunitaria -la que cursan los nuevos MIR de Monforte- y también el de otras como la alergología, los análisis clínicos, la anatomía patológica, la gastroenterología, la farmacología clínica, la geriatría o la pediatría. Algunas especialidades médicas, en cambio, requieren períodos de formación de cinco años, como la medicina interna, la cardiología o la cirugía cardiovascular.

Al seguir la especialidad de medicina familiar y comunitaria, los MIR incorporados al centro de salud y el hospital de Monforte trabajarán en diversos servicios para adquirir una formación de carácter general y una visión global de la medicina. «Podrán rotar, por ejemplo, por los servicios de medicina interna, cirugía general, traumatología, pediatría y obstetricia, entre otros», comenta Rosendo Bugarín.

Cinco guardias al mes

Durante su residencia en Monforte, por otra parte, los nuevos MIR deberán hacer cinco guardias mensuales en diferentes servicios, en función del año de que se trate. Según indican los médicos tutores, la mayoría de estas guardias suelen realizarse en los servicios de urgencias y en los puntos de atención continuada, aunque también pueden llevarse a cabo en otras áreas, como las de ginecología, obstetricia o pediatría. En ciertos casos también es posible que los MIR sean adscritos de forma temporal a los servicios de urgencias y emergencias sanitarias del 061.

«La primera impresión que tuvimos fue muy buena»

Para poder ocupar sus plazas en régimen de residencia, Silvia Hernández y Odei Castro han tenido que pasar por un examen en el que se evalúa el nivel de los conocimientos médicos de todos los aspirantes a participar en el programa de formación de especialistas. El pasado viernes, antes de incorporarse a sus nuevos puestos de trabajo, asistieron en el Hospital Universitario Lucus Augusti a un acto de presentación de los nuevos MIR que prestarán servicio en los centros sanitarios de la provincia.

El lunes, los médicos internos residentes estuvieron en el centro de salud y en el hospital comarcal para contactar con el personal con el que trabajarán los próximos años. «La primera impresión que tuvimos fue muy buena, porque tanto en el centro de salud como en el hospital nos atendieron muy bien y nos dieron explicaciones muy detalladas», explica Silvia Hernández, hablando en su nombre y en el de su compañero Odei Castro. «Estamos muy contentos y venimos con muchas ganas de trabajar», añade. Los nuevos MIR también tuvieron tiempo libre para conocer Monforte. «Ya hicimos un poco de turismo y nos parece un lugar muy bonito», agrega Hernández.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Monforte vuelve a tener médicos MIR por primera vez en lustros