La fianza de la obra del Cardenal será incautada si no se reparan algunos fallos

Los encharcamientos en la parte central de la calle deberán corregirse

La calle Cardenal, en los días posteriores a la entrega de las obras
La calle Cardenal, en los días posteriores a la entrega de las obras

MONFORTE / LA VOZ

Visto que la dirección de obra no pone inconvenientes, el Ayuntamiento dio por recibida la pavimentación del tramo peatonal de la calle Cardenal. Solo se detectó la existencia de un problema de acabado a la altura del quiosco de la ONCE, que cuando llueve provoca embolsamientos de agua en ese tramo y deberá ser corregido por la constructora. El alcalde, José Tomé, hizo estas precisiones en el último pleno en respuesta al concejal del BNG Emilio Sánchez, que le preguntó si tenía constancia de deficiencias en la renovación del piso y si los trabajos se ajustaron al proyecto que salió a concurso.

Tomé explicó que únicamente tiene conocimiento de ese problema, que provoca que se forme «unha pequena película de auga» cada vez que se registran lluvias. De acuerdo con la información que facilitó en el pleno, la dirección de obra ya se comprometió a resolverlo. «Se non o fai, incautarase a fianza para arranxalo», señaló. El alcalde entiende, por otro lado, que es responsabilidad del director de obra comprobar si su ejecución se ajusta a lo que figura en el proyecto.

La reposición del pavimento de la calle Cardenal fue adjudicada a comienzos de año a Ovisa Pavimentos y Obras por 280.720 euros. Desde la entrega de los trabajos, que se produjo a finales de abril, solo había trascendido un posible fallo de ejecución que Tomé se encargó de desmentir en el último pleno. Según indicó, los encharcamientos por lluvias que se habían producido a la entrada de la tienda del grupo Arenal se debían a la presencia de una canaleta tupida en ese inmueble y no a que la calzada hubiese ganado más altura.

Retirada de los palés

Tanto Emilio Sánchez como la portavoz del PP, Katy Varela, se interesaron en el pleno del pasado lunes por los planes municipales para la retirada de los palés con material de obra que ahora impiden en Hermida Balado y la plaza de España el paso de vehículos al tramo en el que se repuso en su totalidad del pavimento de piedra. Tomé comparte que se trata de una solución «antiestética» y dijo que no se mantendrá «de por vida», aunque también cargó las tintas en la necesidad de impedir el paso de vehículos a la zona peatonal.

«Haberá que quitalos [los palés], pero se a rúa é peonil haberá que tomar medidas para que non entren os coches. Hai carga e descarga cerca, pero aquí faise á porta e non pode ser así», manifestó el alcalde.

La urbanización que dio paso a la peatonalización de la calle Cardenal fue realizada por la constructora Indeza en el año 1988. Las deficiencias en la ejecución asomaron a los pocos meses y el creciente deterioro del piso movió al actual equipo de gobierno a contratar su reposición. Indeza negó en su momento que la piedra estuviese mal asentada y achacó los problemas al paso de vehículos pesados en una zona e la que no debían circular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La fianza de la obra del Cardenal será incautada si no se reparan algunos fallos