La investigación del yacimiento de Cova Eirós logra resistir a la pandemia

La última campaña de excavaciones en el yacimiento paleolítico de Triacastela proporcionó numerosos materiales arqueológicos, pese a las limitaciones debidas a la prevención sanitaria

Los arqueólogos trabajaron en la cueva organizados en distintos turnos para cumplir las normas de seguridad sanitaria
Los arqueólogos trabajaron en la cueva organizados en distintos turnos para cumplir las normas de seguridad sanitaria

monforte / la voz

La pandemia de coronavirus no detuvo la investigación del yacimiento paleolítico de Cova Eirós -en Triacastela-, donde se han realizado excavaciones todos los años desde que fue descubierto, en el verano del 2008. La última campaña, que se desarrolló durante la segunda quincena de agosto, estuvo condicionada por las medidas de prevención sanitaria, de manera que el trabajo en la cueva fue forzosamente menos intenso que en otras ocasiones. El equipo estuvo formado por once personas -como es habitual-, pero solo cinco o seis pudieron trabajar al mismo tiempo en el yacimiento. «Si estuviésemos todos en la cueva no se podrían mantener las distancias de seguridad, porque el espacio que estamos excavando tiene poco más de veinte metros cuadrados», explica Arturo de Lombera, codirector de las excavaciones.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La investigación del yacimiento de Cova Eirós logra resistir a la pandemia