La bajada del embalse vuelve a dejar a la vista Castro Candaz

El nivel aún tendrá que descender para que sea posible acceder al promontorio

El descenso del nivel del embalse deja ver la parte superior del promontorio
El descenso del nivel del embalse deja ver la parte superior del promontorio

MONFORTE / LA VOZ

La presa de Belesar embalsa actualmente 298 hectómetros cúbicos, lo que supone el 45,50% del volumen total que puede llegar a retener. Todavía tendrá que bajar bastante para alcanzar la cota mínima del 25% que propición en más de una ocasión las prolongadas sequías de los últimos años. Cuando eso sucede, el nivel del embalse permite acceder a pie desde la orilla al promontorio de Castro Candaz. Convertido de un tiempo a esta parte en uno de los grandes reclamos turísticos de la Ribeira Sacra, el antiguo asentamiento castreño asoma ahora tímidamente sobre las aguas del Miño.

Como la vendimia o el espectáculo del colorido otoñal de las vides, el singular paraje de Castro Candaz tiene su temporada. Suele coincidir con la recta final del verano, cuando la ausencia de lluvias y las necesidades de producción de la central se traducen en una paulatina bajada de nivel del embalse. En los últimos años, y a raíz de la difusión de su existencia, el volumen de visitantes obligó a la Policía Local de Chantada a regular el tráfico en la aldea más próxima al río a la que se puede llegar en coche.

El castro anegado por el embalse albergó posiblemente una fortaleza durante la Edad Media. Cuando los restos de la fortificación quedan a la vista, también se distinguen prácticamente intactas las paredes de las viñas que cubrió el embalse, inaugurado en el año 1963.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La bajada del embalse vuelve a dejar a la vista Castro Candaz