El turismo de vendimia en la Ribeira Sacra, anulado por la crisis sanitaria

El consorcio mantiene por ahora el programa de actividades de otoño

Turistas vendimiando en Vilachá de Salvadur, en una edición anterior de las rutas del Viñobús
Turistas vendimiando en Vilachá de Salvadur, en una edición anterior de las rutas del Viñobús

monforte / la voz

Las rutas del Viñobús, uno de los principales atractivos turísticos de la Ribeira Sacra de esta temporada, no se podrán llevar a cabo este año a causa de la crisis sanitaria. «Coa actual situación é inviable ofrecer actividades deste tipo», señala a este respecto la gerente del consorcio de turismo, Alexandra Seara. El año pasado, las plazas disponibles -235 en total- se agotaron en muy poco tiempo y se formó una considerable lista de espera. Pese a la elevada demanda, la fórmula utilizada en estos recorridos se considera incompatible con las normas de prevención contra los contagios.

En condiciones normales, los usuarios de estas rutas recorren los viñedos y recogen racimos con sus propias manos, además de visitar bodegas. «Pero agora non é posible que os visitantes teñan contacto coas uvas e nas adegas hai uns controis sanitarios moi estritos que non permiten realizar visitas turísticas», añade Seara. No obstante, para que la actividad se mantenga de alguna manera, el consorcio turístico acaba de convocar un concurso de vídeos relativos al actual período de vendimia -hasta el 12 de octubre- en el que podrán participar las personas que visiten la Ribeira Sacra por su cuenta y que sean testigos de estas labores. Los trabajos deberán tener una duración mínima de quince segundos y máxima de un minuto. Los premios para los autores de los vídeos que resulten premiados consisten en cinco vuelos en globo para dos personas, diez bonos para participar en las actividades del programa Mereces un Respiro y quince estancias de fin de semana para este otoño o bien para la próxima primavera. Las bases del certamen se pueden consultar en la web del consorcio, en la dirección turismo.ribeirasacra.org.

Por otro lado, aunque las rutas del Viñobús se han cancelado, el consorcio de turismo tiene previsto mantener el programa de actividades de otoño que se lleva a cabo desde hace cinco años entre los meses de octubre y noviembre. «Dependerá de como evolucione a situación, pero se todo vai ben estas actividades poderán levarse a cabo gardando os protocolos de seguridade sanitario, porque son moi diferentes das rutas do Viñobús», señala la gerente.

Propuestas para grupos pequeños, de unas diez personas como máximo

La nueva edición del programa turístico de otoño «A Caída da Folla» está siendo planeado en la actualidad por los responsables del consorcio de la Ribeira Sacra. Desde que empezaron a desarrollarse en el 2015, estas actividades se han dirigido siempre a grupos limitados, con un tope de en torno a veinte personas. Pero según indican desde la gerencia del consorcio, las de este año se diseñarán para grupos todavía más reducidos -de entre ocho y diez personas como máximo- con el fin de respetar al máximo los protocolos de prevención sanitaria.

La anterior edición del programa «A Caída da Folla» comprendió rutas de senderismo, micología, ornitología y fotografía, recorridos en kayak, visitas guiadas a olivares y bodegas productoras de aceite de oliva, «baños de bosque» y talleres de expresión corporal, entre otras propuestas. A este programa, por otra parte, se sumó el año pasado otro plan para promover el turismo de otoño en la Ribeira Sacra que impulsaron la Federación de Turismo Rural, la Asociación Galega de Turismo Rural y el Clúster Turismo de Galicia. Por ahora no se ha precisado si esta iniciativa de carácter privado tendrá continuidad este año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El turismo de vendimia en la Ribeira Sacra, anulado por la crisis sanitaria