La piscina necesita arreglos por más de medio millón para salir a concurso

Una auditoría señala que faltó mantenimiento y que está en el final de su vida útil

La piscina climatizada municipal, en una imagen de archivo
La piscina climatizada municipal, en una imagen de archivo

monforte / la voz

El pliego de condiciones del nuevo contrato de la piscina climatizada municipal está redactado. Por ahora se activó el expediente para resolver la concesión aún vigente de las instalaciones, que fueron intervenidas por el Ayuntamiento el pasado mes de febrero por los graves incumplimientos de la empresa. Los tramites administrativos no son, sin embargo, el único escollo en el camino que deberá desembocar en el cambio de adjudicataria. Una auditoría revela la existencia de serias deficiencias en la conservación del edificio y de sus equipamientos. No trascendió una tasación oficial, pero el coste de los arreglos podría superar con creces el medio millón de euros.

La corporación aprobó por unanimidad en el último pleno iniciar el expediente de resolución del contrato con la empresa Alacer Ocio, que ya fue apartada de la gestión de la piscina hace seis meses por los impagos que acumulaba en las nóminas de la plantilla. Entre la documentación que recibieron los grupos municipales en esta sesión figura un resumen de la auditoría que encargó el Ayuntamiento a la firma Quality Option. La inspección técnica de las instalaciones que realizó a finales de febrero pone de manifiesto «un estado de conservación bastante precario».

La precariedad a la que alude el informe es consecuencia, según la consultora que lo elaboró, «dunha falta de inversión en conservación e mantemento agravada pola antigüidade e o uso». La documentación que salió a relucir en el pleno no recoge valoraciones de los arreglos que se hacen necesarios. El concejal de Esperta Monforte, Germán Vázquez aventuró durante el debate que posiblemente haya que desembolsar «400.000 ou 500.000 euros en arranxos antes de formalizar unha nova concesión».

El alcalde, José Tomé, no ofreció una respuesta clara, pero dejó entrever que esa tasación posiblemente se quede bastante corta. «Na piscina vai facer falta unha inversión importante, e cando digo importante non estou a falar dunha cantidade pequena», señala Tomé.

El Ayuntamiento solicitó a Quality Option un análisis del estado de las instalaciones y de la estructura del edificio. Las conclusiones a las que tuvieron acceso los grupos municipales aparecen recogidas en un informe del técnico municipal de deportes que les fue entregado con anterioridad al pleno. Por lo que respecta al equipamiento, la consultora diagnosticó el estado en que se encuentran las bombas de calor, la caldera de biomasa, la depuradora, la instalación eléctrica y la red de saneamiento.

Paso previo e indispensable

La reparación de las deficiencias en cerramientos, filtraciones y en el estado exterior del edificio resulta «indispensable» y debe ser «previa a calquera actuación no interior do edificio, sexa cal fose, sobre espazos, usos ou instalacións», sostiene la firma a la que le fue encargada la auditoría. «As instalacións técnicas no seu conxunto -añade- atópanse nun estado de deterioro bastante importante, nunha situación de fin de vida útil, non na súa totalidade, pero si nun índice importante».

El informe elaborado por esta consultora hace referencia la ausencia de inversiones en el mantenimiento de la piscina durante los últimos años. En descargo de la empresa que estuvo al frente de la concesión, también indica que ese estado de deterioro es en buena medida una consecuencia inevitable del paso de los años. «Esta situación de fin de vida útil é consecuencia da suma da súa lonxevidade, uso intensivo e ausencia de mantemento, se ben a súa lonxevidade e intensidade de uso a achegaría a esta situación de igual xeito», señala en sus conclusiones.

La inversión saldrá del presupuesto municipal, aunque podría repercutir en el nuevo contrato

El equipo de gobierno preparó a raíz de la intervención de la piscina en febrero el pliego de condiciones que regirán para el nuevo contrato. Pero la aprobación de las bases para sacar a concurso la concesión todavía tendrá que esperar. De un lado, será necesario completar el expediente por el que se revoca la anterior adjudicación. El equipo de gobierno también deberá resolver, por otra parte, cómo repercute en la futura gestión de las instalaciones el gasto que será preciso realizar para garantizar su funcionamiento. «As instalacións hai que melloralas. Temos unha idea clara do que se vai facer, pero aínda non se tomou unha decisión», explica el alcalde.

La elevada inversión que requiere prolongar la vida útil de la piscina saldrá inicialmente del presupuesto municipal. Ese desembolso podría repercutir luego, repartido en diferentes anualidades, en el contrato que se suscriba cuando quede resuelta la nueva concesión. En el pleno se habló de un contrato de diez años de duración, aunque sin entrar en más detalles. Tomé insiste en que la solución está «pensada pero non decidida».

La portavoz del PP, Katy Varela, plantea la posibilidad de presentar algún tipo de reclamación contra la empresa titular de la concesión cuando se resuelva el contrato. Por su parte, el concejal del BNG, Emilio Sánchez, aboga por pasar página cuanto antes y «evitar caer nos mesmos erros» en la nueva adjudicación. En respuesta a los otros grupos, el equipo de gobierno saca pecho de las medidas que adoptó frente a la concesionaria de la piscina. «É a primeira vez que se rescinde un contrato deste tipo neste concello», subraya el alcalde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La piscina necesita arreglos por más de medio millón para salir a concurso