«Viña máis xente no confinamento»

ánxela jorge vidal / l.d. MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Una librera coloca libros en los estantes
Una librera coloca libros en los estantes ALBERTO LOPEZ

La inminente vuelta al cole no se deja sentir en las librerías de Monforte

25 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La incertidumbre con respecto al comienzo y transcurso del próximo curso académico está presente en casas, colegios, universidades y, también, en las librerías de Monforte. Como era de costumbre en años anteriores, una vez finalizada la semana de las fiestas patronales, las familias se acercaban a sus papelerías y librerías locales habituales para encargar y comprar el material para la vuelta al cole. Este año, debido a los recientes brotes en la zona y a todas las anomalías que trajo consigo la «nueva normalidad», las cajas de las librerías están siendo testigo de una merma de las ventas en la que debería ser una de las temporadas más altas.

María Ángeles Rodríguez, gerente de la librería Papelotes, comenta que, entre sus clientes, «hai un pouco de todo». «Os encargos están feitos pero a xente non se apura a vir. O que é moi precavido xa levou os libros pero hai quen está esperando polo que poda pasar e é un problema para nós», explica. Además, a raíz de los brotes de coronavirus en la zona, Rodríguez indica que percibió «un baixón grande» y define la actividad de estos días como «frouxiña».

Desde la librería Fénix, su gerente, Judit Rodríguez, relaciona el bajón de la demanda de libros con algunos comentarios de sus clientes: «A xente que ten os vales da Xunta si están mercando os libros. Os que non están esperando e din “non sei se haberá colexio, non vou facer unha inversión”». Sobre el flujo de clientes en los últimos meses, Rodríguez relata que, para su sorpresa, el bajón de ventas fue luego del confinamiento: «Viña máis xente no confinamento que despois. Dende que rematou notei un baixón impresionante e, a verdade, estamos de capa caída. Hai moita xente na rúa pero non nos comercios».

Contrariamente, para la librería Agrasar el descenso de clientes no fue «significativo» ni en los pasados meses ni durante agosto, pese a haberse notado un poco, en comparación a años anteriores, «menos prisa para las compras de los libros», como cuenta la gerente del comercio. A esta librería, en especial, le afectó la cancelación de la Feria del Libro prevista para los días de entre el 26 y 29 de agosto. «Hai máis de 20 anos que estamos indo no mes de agosto á rúa e para nós é un tema un tanto triste. Pese a isto, a saúde vai por diante e esperemos que todo quede aí», establece.

En la librería Galicia, por su parte, la percepción de su gerente, Josefina Parada, se resume en un descenso tanto del público local como del de turistas. Sobre las miras de las familias al curso que viene alega que «están esperando a ver que pasa».

Rocío Rodríguez, gerente de la librería Pelayo, indica una bajada notable en el flujo de ventas con respecto al año anterior. Sobre la actitud de los clientes dentro del contexto de nuevos contagios, Rodríguez nota «máis precaución e medo», pero estos continúan a acercarse al local.

Sector esencial

En la papelería Chuzos perciben como «normal» el flujo de trabajo actual, como establece José Manuel Paradela, gerente del comercio. Los adelantos en las compras del material y mobiliario escolar de este agosto son uno más, sin nada que envidiarle a años pasados. «Nós pertencemos a un sector esencial e estamos subministrando material de prevención a hospitais, clínicas, tendas de alimentación...», añade. El gerente apunta el papel clave de su web para las ventas, mediante la cual llegan a diferentes zonas de España.