Tomé dice que la cancelación de las fiestas tendrá un coste mínimo

Las actuaciones contratadas antes de la alarma sanitaria se reservaron para el 2021

Sesión de fuegos desde el conjunto monumental, en las fiestas del pasado año
Sesión de fuegos desde el conjunto monumental, en las fiestas del pasado año

MONFORTE / la voz

El alcalde de Monforte, José Tomé, asegura que la cancelación de las fiestas de agosto no supondrá coste alguno o tendrá en último extremo un impacto mínimo para la economía municipal. El programa actuaciones que estaba listo desde comienzos de año, cuya suspensión fue comunicada a la empresa de espectáculos al inicio de la alarma sanitaria por el coronavirus, no planteará problema alguno para las arcas locales. La cancelación se debió a causas de fuerza mayor y existe además un acuerdo para que los grupos y orquestas contratados en un primer momento puedan actuar en las patronales del año próximo.

«Parécenos que o programa que estaba previsto é dunha calidade que permite trasladalo para o vindeiro ano, polo que non imos dar a coñecer cales eran eses artistas contratados. Será o vindeiro ano cando informaremos cales van ser eses concertos, loxicamente será cando demos a coñecer o programa das festas para o ano 2021», dijo Tomé en la rueda de prensa en la que confirmó la suspensión de las próximas patronales.

No está tan claro, sin embargo, si el Ayuntamiento tendrá que responder económicamente de la cancelación del programa alternativo que contrató con la misma empresa en el contexto de la «nueva normalidad». En su comparecencia del lunes ante los medios informativos el alcalde indicó que en última instancia podría ser necesario abonar un pequeño porcentaje por la cancelación de las actuaciones. «Si se fai por motivos de saúde, para nós non é ningún dispendio pagar o 3% dun contrato», afirmó.

El equipo de gobierno activó un plan B para las fiestas con el avance de la desescalada «co obxectivo de promover actividade económica, o turismo, o comercio e atraer a Monforte a un turismo de interior». La premisa era, de acuerdo con las explicaciones del alcalde, organizar «concertos máis pequenos axustados co que marca a normativa e distribuídos polos diferentes barrios da cidade para tratar de chegar a todos os monfortinos sen que iso producise desprazamentos masivos de xente».

Inquietud entre los vecinos

Uno de los escenarios de las actuaciones iba a ser la explanada de la Compañía, donde la normativa en vigor admite espectáculos con un aforo de mil asistentes guardando las medidas establecidas para la prevención de contagios. La decisión de sacar adelante las fiestas fue bien acogida por la hostelería, pero motivó inquietud en amplios sectores de la población temerosos del trasiego y de las concentraciones de público que motivarían esos conciertos.

La cancelación de las patronales -con la salvedad de la ofrenda del día de la patrona y los fuegos de artificio desde San Vicente- cogió por sorpresa incluso al personal municipal. Pocas horas antes de la rueda de prensa estaba casi instalado el palco de la plaza de España que iba acoger tanto actuaciones organizadas en colaboración con la Xunta como algunos conciertos contratados por el Ayuntamiento. El escenario fue desmontado por la brigada de obras a primera hora de este martes.

El alcalde descarta que pueda haber problemas por los fuegos desde San Vicente

Hace solo una semana, el equipo de gobierno se disponía a convocar a los medios para dar a conocer el pregonero y las actuaciones de las fiestas que habían sido contratadas finalmente. La decisión de cancelarlas no fue fácil de adoptar. «Tiñamos elaborado un programa moi potente para seguir mantendo o nivel que acadaron nos últimos anos as patronais de Monforte», indica el alcalde. «Son moitas as persoas que nos visitan de fóra de Galicia, onde o coronavirus ten tido unha incidencia importante, e non queremos que os veciños corran ningún risco motivado pola celebración dalgún evento organizado polo Concello», añade en referencia a la cancelación.

Los actos religiosos del día de la patrona, según indicó, iban a celebrarse de todos modos y ahora ganarán en seguridad en lo relativo a la ofrenda a la Virgen de Montserrat con las restricciones de participación que decidió poner en práctica el Ayuntamiento. Por lo que respecta a los fuegos desde el monte de San Vicente, el otro acto que se mantiene del programa, los responsables municipales consideran que no tiene por qué plantear problemas de aglomeraciones.

Seguridad ciudadana

Tomé hizo hincapié en que la sesión de pirotecnia que se lanza desde el conjunto monumental la noche del 15 de agosto es visible desde la totalidad del casco urbano. El Ayuntamiento vigilará la zona anexa para evitar que la gente se acerque y que se puedan producir incendios en terrenos cercanos. Fuera de allí, precisó el alcalde, corresponde a las fuerzas de orden público velar porque no haya concentraciones de público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tomé dice que la cancelación de las fiestas tendrá un coste mínimo