Las rutas fluviales triplican viajeros en su segundo fin de semana

Los barcos del Sil y el Miño movieron 180 turistas entre el sábado y el domingo

Imagen de archivo de uno de los catamaranes turísticos que hacen la ruta del cañón del Sil
Imagen de archivo de uno de los catamaranes turísticos que hacen la ruta del cañón del Sil

monforte / la voz

Las rutas fluviales por la Ribeira Sacra tuvieron este fin de semana el triple de pasajeros que el anterior. Los barcos de la Diputación de Lugo en el Sil y el Miño empezaron a navegar el fin de semana del 13 y el 14 de este mes, con cuatro meses de retraso sobre el calendario previsto. El estreno iba a ser a mediados de marzo, en coincidencia con la Semana Santa, pero la epidemia de coronavirus obligó a cancelarlo.

La vuelta de las rutas fluviales el segundo fin de semana de marzo llegó cuando Galicia todavía estaba en la fase 3 de la desescalada. En aquel momento, solo eran posibles los desplazamientos entre las cuatro provincias de la comunidad autónoma, así que los viajeros de fuera no podían llegar. Esa era todavía la situación este sábado pasado, pero el domingo se terminaba en todas partes el estado de alarma y volvía la movilidad entre provincias. Hay que tener en cuenta además que el tiempo fue mejor este fin de semana que el anterior.

Sea por la llegada el domingo de viajeros de fuera, porque la gente va perdiendo el miedo, por la mejoría del tiempo, o por todos estos factores juntos, el caso es que los barcos navegaron este pasado fin de semana con muchos más viajeros que el anterior. Según las cifras difundidas este lunes por la Diputación, entre el sábado y el domingo los barcos del Sil y el Miño movieron a cerca de 180 personas. Por lo tanto, el fin de semana anterior fueron poco más de medio centenar, una cifra muy modesta para esta época del año.

A la diputada del área de Turismo, Pilar García Porto, le parece que las cifras de viajeros de este fin de semana son muy positivas. «Significa que se cumpren as nosas expectativas -afirma esta diputada-, e a xente vai gañando confianza e aposta por esta alternativa de lecer na natureza que ofrece a Deputación para gozar do rico patrimonio da Ribeira Sacra».

Menos aforo, más salidas que antes y mascarillas obligatorias

En el departamento de Turismo de la Diputación esperan que el número de usuarios de las rutas siga incrementándose en las próximas semanas. Las rutas, apuntan los portavoces del organismo provincial, ayudan a recuperar la economía después de la etapa más dura de la pandemia. «Xeran un efecto multiplicador na comarca e na provincia e supoñen un incentivo para a iniciativa privada», argumenta Pilar García Porto.

Los recorridos en barco por el embalse de Santo Estevo, en el cañón del Sil, y por el de Os Peares, en el Miño, tienen que cumplir este año con la normativa especial para reducir el riesgo de contagio. La medida más evidentes es la reducción del aforo máximo en las embarcaciones. Para compensarlo, la Diputación ha incrementado el número de salidas. Además, se prioriza la compra de billetes a través de la web reservas.rutasembalses.es y es obligatorio el uso de mascarillas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las rutas fluviales triplican viajeros en su segundo fin de semana