La Xunta dedicará 1,7 millones a señalizar el Camino de Invierno

Licitan las obras de acondicionamiento del itinerario de cara al Xacobeo 2021

Un hito señalizador del Camino de Invierno en las cercanías de Diomondi, en O Saviñao
Un hito señalizador del Camino de Invierno en las cercanías de Diomondi, en O Saviñao

monforte / la voz

La Xunta inició la licitación del proyecto de señalización y acondicionamiento del Camino de Invierno, que contará con un presupuesto de 1,7 millones de euros y se llevará a cabo en los municipios de las provincias de Ourense, Lugo y Pontevedra por los que discurre esta ruta histórica. La actuación se desarrollará a lo largo de cerca de doscientos kilómetros del itinerario jacobeo y -según indican desde el Gobierno gallego- su objetivo consiste en «mellorar e unificar a sinalización, así como en acondicionar os treitos que se atopen en mal estado, mantendo a coherencia coas obras que xa foron realizadas en diferentes treitos do camiño en Galicia».

Los trabajos previstos por la Xunta se realizarán entre los municipios de Rubiá -en la comarca de Valdeorras, donde el Camino de Invierno entra en Galicia- y Lalín, donde la ruta confluye con la Vía de la Plata para continuar hasta Santiago. El proyecto comprende la retirada de los mojones señalizadores del camino que se encuentran más deteriorados y que no se puedan reparar, así como el arreglo de aquellos que padecen daños de menor importancia.

Granito y pizarra

En los lugares donde sea necesario se instalarán nuevos hitos, que serán de granito excepto en los municipios de la comarca valdeorresa, donde serán de pizarra en reconocimiento a la importancia de esta materia primera en el territorio.

Desde la Xunta señalan por otro lado que la señalización del Camino de Invierno se ajustará a las normas establecidas para las rutas jacobeas en el manual de señalización turística de Galicia aprobado en el 2012. Estas directrices -añaden- fueron después adoptadas por el Consejo Jacobeo, órgano dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, para los diferentes caminos de Santiago que discurren por los territorios de otras comunidades. Las normas, dicen por otro lado, también fueron asumidas en Portugal «para a sinalización dos camiños que discorren polo país luso».

El 5 de julio, primera marcha por la ruta desde la declaración del estado de alarma

La asociación Camiños a Santiago pola Ribeira Sacra reanudará el 5 de julio los recorridos promocionales por el Camino de Invierno que organiza de forma periódica desde hace años y que quedaron interrumpidos por la epidemia de coronavirus. La presidenta del colectivo, Aida Menéndez, señala que la última marcha se llevó a cabo precisamente el domingo anterior a la declaración del estado de alarma sanitaria. «Cremos que é importante iniciar tamén a desescalada no Camiño de Inverno e que a ruta vaia retomando pouco a pouco a actividade», dice a este respecto.

La marcha discurrirá entre Monforte y Diomondi, en el municipio de O Saviñao. Este es el siguiente tramo que estaba previsto recorrer cuando empezó el confinamiento. Mientras tanto, la Xunta anunció la licitación de las obras de transformación del antiguo Palacio de Diomondi en un albergue de peregrinos. La asociación, dice Menéndez, pretende aprovechar esta circunstancia e intentará que el arquitecto encargado de la reforma del edificio asista a esta jornada para explicar a los participantes la características del proyecto.

Los responsables de la asociación convocarán esta actividad el fin de semana. Por ahora no está decidido cómo se organizará el transporte, pero previsiblemente habrá que usar vehículos particulares y si es posible, se utilizaría también un autobús o un microbús. «Aínda non sabemos cal será a resposta, pero se vemos que a xente se anima, intenteramos organizar máis actividadades entre os meses de xullo e agosto», apunta Menéndez.

Instalación de 151 hitos nuevos, arreglo y sustitución de más de 140 y retirada de otros veintidós

Según las previsiones de la Xunta, la señalización del Camino de Invierno comprenderá la retirada y la sustitución de cerca de treinta mojones y siete placas de cerámica cuyo estado de deterioro no permite su recuperación. Asimismo, se repararán, se limpiarán y se volverán a instalar más de 110 hitos que se encuentran en mejores condiciones que los anteriores.

La intervención también supondrá la instalación de 151 mojones totalmente nuevos en lugares que no contaban con este tipo de señalización. Los trabajos se completarán con la colocación de de 130 conchas de cerámica y trece de bronce. Por otra parte, se retirarán veintidós señales que no se ajustan a la normativa unificada de la Xunta.

Los municipios en los que se llevarán a cabo estos trabajos son los de Rubiá, Carballeda, O Barco, Vilamartín, A Rúa, Quiroga, A Pobra do Brollón, Monforte, Pantón, O Saviñao, Chantada, Rodeiro y Lalín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La Xunta dedicará 1,7 millones a señalizar el Camino de Invierno