El plan para ordenar San Fiz es el primero de su tipo en toda Galicia

Esta emblemática zona de viñedos de Chantada soporta una alta presión constructiva

Construcciones en las laderas plantadas de viñas de San Fiz de Asma
Construcciones en las laderas plantadas de viñas de San Fiz de Asma

chantada / la voz

El plan de ordenación de la parroquia de San Fiz de Asma, en Chantada, dará este mes un paso decisivo con el inicio de su tramitación ambiental. En estos momentos, tanto el borrador como el documento inicial estratégico del que será el primer plan de ordenación del medio físico (POMF) de Galicia están prácticamente terminados. Este plan forma parte del denominado plan de acción estratégico puesto en marcha por la Xunta para reforzar la candidatura de la Ribeira Sacra a patrimonio de la humanidad ante la Unesco.

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, mantuvo este miércoles una reunión de seguimiento de este proyecto con el alcalde de Chantada, Manuel Varela, la directora xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo, Encarnación Rivas, y el arquitecto redactor del documento, Mario Crecente. Durante esa reunión, en la que el alcalde intervino mediante videollamada, las representantes de la Xunta explicaron que una vez que el borrador del plan para San Fiz y su documento estratégico estén terminados se abrirá el trámite ambiental ante la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático. Este departamento tendrá tres meses para emitir su informe.

La puesta en marcha del procedimiento para aprobar este primer plan de ordenación del medio físico fue aprobada por el Consello de la Xunta el pasado mes de noviembre. Su elaboración dispone de un presupuesto de 68.000 euros y la parroquia elegida es una de las más características de la Ribeira Sacra. San Fiz tiene algunos de los paisajes de viñedos en socalcos más representativos de la Ribeira Sacra. Situada a orillas del Miño, a solo cinco kilómetros del casco urbano chantadino y al paso del corredor central de Galicia, que une las comarcas de O Deza, Chantada y Terras de Lemos, la zona de viñas de San Fiz es un paraje de gran interés, no solo paisajístico, sino también etnográfico, pero soporta una presión constructiva que en los últimos años ha provocado tensiones entre los propietarios de estos terrenos y el Ayuntamiento, por un lado, y la Xunta por el otro.

Construcciones singulares

El plan pretende ser una respuesta a estas tensiones y su objetivo es conservar las características de un paisaje y de sus construcciones. «A parroquia de San Fiz de Asma -explican los portavoces de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda- conta cunha gran densidade de construcións singulares e de especiais características que requiren dunha ordenación detallada e específica». Según apuntan en esta consellería, el documento que este mes empezará a pasar su examen ante la Dirección Xeral de Calidade Ambiental tiene como función principal el establecimiento de «pautas de intervención sobre as construcións, os viarios de acceso e os socalcos así como os materiais a empregar, establecendo, en definitiva as medidas e normas de protección necesarias para garantir a súa preservación, restauración ou mellora e a súa adecuación ás funcións e usos correspondentes».

Una lista de diez medidas para reforzar la candidatura ante la Unesco

El plan de ordenación del medio físico de San Fiz de Asma es una de las diez propuestas ambientales, paisajísticas y urbanísticas que forman parte del denominado plan de acción estratéxico para la Ribeira Sacra, el paquete de medidas y actuaciones propuestas por la Xunta en el mes de septiembre del año 2019 con el objetivo de reforzar la planificación y protección de este territorio.

Además, en este conjunto de proyectos figura la fusión en una sola de las dos áreas de interés paisajístico existentes ya en la Ribeira Sacra y también el desarrollo de actuaciones en materia de paisaje por parte del Instituto de Estudos do Territorio con la vista puesta en el 2021, año en que la Unesco examinará la candidatura de esta zona a patrimonio de la humanidad. Una de estas propuestas es lo que la Xunta ha decidido bautizar como Pacto pola Paisaxe, del que la Consellería de Medio Ambiente ultimaba su memoria técnica el pasado mes de abril.

El ARI para veinticinco

En febrero, la Xunta declaró además la primera área de rehabilitación integral (ARI) de la Ribeira Sacra, otra de las apuestas contenidas en este listado de medidas.

Gestionada por el Instituto Galego da Vivenda e Solo y formada por veinticinco municipios de las provincias de Lugo y Ourense, la Xunta espera convocar en breve las ayudas económicas a las que podrán acceder este año tanto los ayuntamientos de la zona como los particulares con propiedades en ese territorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El plan para ordenar San Fiz es el primero de su tipo en toda Galicia