El albergue de peregrinos de Monforte abrirá en septiembre «como moi tarde»

Francisco Albo
Francisco Albo MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Un aspecto del exterior del nuevo albergue de peregrinos
Un aspecto del exterior del nuevo albergue de peregrinos CARLOS CORTÉS

La apertura del establecimiento, prevista para Semana Santa, tuvo que aplazarse a causa de la alarma sanitaria

29 may 2020 . Actualizado a las 21:18 h.

El primer albergue de peregrinos del Camino de Invierno de la comarca de Lemos -situado en la calle Santiago de Monforte- tenía previsto iniciar su actividad durante la pasada Semana Santa a más tardar, pero la alarma sanitaria obligó a cancelar la apertura. Los responsables del establecimiento barajan ahora abrirlo para septiembre «como moi tarde», aunque cabe la posibilidad de hacerlo antes si hay una demanda suficiente. A finales del junio, el albergue iniciará la venta de reservas por Internet, lo que puede servir para valorar la situación del mercado. «Se vemos que hai moitas solicitudes de reservas poderíamos estudar a posibilidade de abrir un pouco antes, talvez para o mes de agosto», explica Ramón Díaz-Varela, uno de los tres socios que regentan el albergue.

El establecimiento, señala por otro lado Díaz-Varela, podría abrir sus puertas en julio, pero sus responsables consideran que sería demasiado pronto. «Por un lado e ante todo, porque pensamos que hai que ter responsabilidade e axudar a reducir ao mínimo o risco de que se produzan contaxios», dice el empresario. «E por outra parte, a mobilidade que hai hoxe é ínfima e para xullo seguramente non vai haber grandes cambios neste aspecto», añade.

Optimismo de cara al futuro

Díaz-Varela dice por otra parte que los responsables del albergue son optimistas en cuanto a las posibilidades de recuperación del turismo en la Ribeira Sacra. «Este territorio ten moitas vantaxes nese sentido polo tipo de clientes que atrae e porque o turismo desta zona é de espazos abertos e non masificados», apunta. «Pero aínda está por ver o tempo que vai requirir a recuperación», agrega.