La supresión del cruce de Bóveda quedará resuelta este año

La Axencia Galega de Infraestruturas licita las obras de la nueva rotonda


monforte / la voz

La Axencia Galega de Infraestruturas sacó a concurso las obras de la glorieta con la que se eliminará la intersección existente en la localidad de Bóveda entre las carreteras LU-652 y LU-546. Según el anuncio publicado este jueves en la plataforma de contratos públicos de Galicia, esta actuación tiene un presupuesto base de licitación por un importe de 212.132 euros. La financiación prevé que las reformas concluyan este año y el plazo de ejecución es de seis meses a partir de su inicio. Las empresas podrán presentar las ofertas hasta finales de junio.

Las obras tienen como objetivo incrementar la seguridad vial en el cruce entre la antigua carretera de Lugo y la que enlaza Bóveda con la N-120 a la altura del municipio de A Pobra do Brollón. «Construirase unha glorieta dun diámetro exterior de 41 metros, dous carrís de catro metros e beiravías dun metro de ancho, así como con accesos e saídas cun único carril», informa la Axencia Galega de Infraestruturas en el comunicado que anuncia la licitación.

Entrada al polígono

En la salida de la futura rotonda hacia A Pobra do Brollón se permitirá girar a la izquierda para que los vehículos puedan incorporarse a la vía de acceso al parque empresarial de Bóveda., situado a escasa distancia del cruce que se va a suprimir. En este punto, el proyecto contempla «un paso de peóns accionado mediante semáforos, dando así continuidade a unha rede peonil existente na zona».

La intersección al mismo nivel de ambas carreteras propició un alto número de accidentes en los últimos años. El porcentaje de siniestros se redujo con la apertura del corredor de Lugo, tras la que disminuyó de forma significativa la densidad de tráfico por la LU-546. Pese a ello, la circulación de vehículos pesados sigue siendo relativamente alta, de acuerdo con los datos recogidos en la memoria técnica del proyecto. La mayor parte de los accidentes que se producen en el cruce son colisiones frontolaterales debidos a despistes de conductores en el stop.

Las primeras peticiones para mejorar la seguridad vial en ese punto son de hace veinte años

El cruce de Bóveda es el principal punto negro de estas características que se mantiene en la red viaria del sur de la provincia. Al igual que sucedió con la intersección de la N-120 en Monforte, donde se registraba una siniestralidad mayor, la solución llega después de una prolongada espera. Por lo que respecta al cruce de las carreteras LU-652 y LU-546, las primeras iniciativas políticas sobre su supresión saltaban a las páginas de los diarios hace más de veinte años. En 999 esta actuación ya figuraba en las enmiendas a los presupuestos de la Xunta que se debatían en el Parlamento de Galicia.

En ese mismo paquete iba la supresión de las curvas de Noceda, en O Incio, situado también en la antigua carretera de Lugo a Monforte y escenario de frecuentes accidentes de tráfico. En los últimos años se realizaron algunas modificaciones para mejorar la seguridad vial en la incorporación y salida al cruce desde la localidad de Bóveda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La supresión del cruce de Bóveda quedará resuelta este año