El turismo de la Ribeira Sacra, en estado de cautela máxima ante la fase 2

Por ahora no se sabe cuántas empresas del sector pueden retomar la actividad entre este mes y el próximo

Un grupo de turistas observa el cañón del Sil, en una imagen de archivo
Un grupo de turistas observa el cañón del Sil, en una imagen de archivo

monforte / la voz

El sector turístico de la Ribeira Sacra da su primeros pasos con vistas a recuperar su actividad tras el parón impuesto por la crisis sanitaria y pensando ya en la siguiente fase de la desescalada. Pero estos movimientos iniciales son por ahora muy escasos y tímidos, debido a la incertidumbre a la que se enfrentan el sector privado y las administraciones locales. El consorcio de turismo todavía no sabe cuántas empresas están dispuestos a reabrir entre este mes y el próximo, aunque sí consta que algunas tienen previsto hacerlo. «O martes enviámoslles unhas preguntas a todos os negocios de hostelería para saber cando pensan abrir e aínda non recibimos as respostas», señala Alexandra Seara, gerente de la entidad.

Las oficinas municipales de turismo también están recuperando su actividad, aunque todavía son muy pocas las que reabrieron. «A primeira foi a de Quiroga e a de Xunqueira de Ambía tiña previsto reabrir estes días, pero pouco máis é o que se sabe de momento», dice Seara.

Por su parte, el presidente del consorcio y alcalde de Sober, Luis Fernández Guitián, considera que la actividad turística en la Ribeira Sacra no empezará a recuperarse mientras no se restablezca la circulación entre las provincias. «Na última fin de semana algunha casa de turismo rural tivo reservas de clientes da Mariña, pero os visitantes que poidan vir doutras partes de provincia teñen un peso moi pequeno», comenta a este respecto. «O máis importante é que comece a volver a xente de fóra da provincia, que é a maioría entre os turistas da Ribeira Sacra, e sobre todo da provincia da Coruña», añade. Fernández Guitián espera asimismo que las restricciones ligadas a la alarma sanitaria se vayan aflojando en la siguiente fase para dar más confianza a los posibles visitantes. «Hai algunha xente que se anima a facer reservas de aloxamentos para máis adiante, para xullo e agosto, pero seguramente hai moitos outros que están esperando a ver o que pasa», concluye.

A la espera de que se autorice la movilidad geográfica entre las diferentes provincias de la comunidad, el consorcio la Ribeira Sacra se dedica a recoger toda la información disponible sobre las normas de seguridad sanitaria que deben seguir los diferentes negocios del sector durante las siguientes fases de la desescalada. Con motivo del inicio de la fase 1 ya elaboró un decálogo que divulgó entre las empresas locales y en las redes sociales. Ahora está para salir un nuevo decálogo, en el que se intentarán reunirán todas las normas relativas a la nueva fase del desconfinamiento que empezará este lunes en la comunidad.

«Estamos rabiando por abrir, pero aún no hay clientes»

Los principales negocios de hostelería de la parroquia soberina de Doade -situados de forma estratégica cerca del embarcadero de catamaranes de la Diputación en el cañón del Sil- no tienen previsto retomar su actividad antes de finales de junio. «De momento no tenemos clientes ni llamadas y estamos pendientes de que se abra la movilidad geográfica entre provincias», señala Fernando González, responsable de Adega Algueira y del restaurante vinculado a esta bodega. «Estamos rabiando por abrir, pero no lo podemos hacer sin clientes y no contamos con tenerlos mientras no se pueda viajar al menos entre las provincias gallegas», agrega. González se preocupa además del efecto que puede tener la situación sanitaria en otras comunidades. «Hay momentos del año en los que el 80% de nuestra clientela viene de Madrid y nadie sabe cuándo podrán volver a viajar a Galicia», apunta. Fernando González no sabe aún cuándo reabrirá, pero calcula que podría hacerlo entre mediados y finales de junio si la situación mejora.

Por su parte, Antonio Rodríguez, propietario del restaurante A Cantina y el tren turístico Aba Sacra, no piensa reanudar la actividad entes del 1 de julio. «Imos deixalo para esas datas, porque aínda que hai algunhas peticións de reservas para comidas e excursións, por agora son moi poucas para que resulte rendible abrir», explica. Hasta entonces, la empresa dotará a sus instalaciones de medidas de seguridad y preparará la puesta en marcha de su nuevo tren turístico, que aún no tiene fecha. En cambio, los ascensos en globo cautivo que ofrece A Cantina en colaboración con la bodega Regina Viarum han sido cancelados para esta temporada, ya que dentro de la barquilla del aerostato no se puede mantener la distancia de seguridad.

Otro restaurante de Doade, el Merenzao, tiene previsto reabrir el 20 o el 27 de junio. La fecha definitiva aún está por decidir. «De momento abriremos solo los fines de semana para ir viendo cómo evoluciona la situación», señala su responsable, Carlos Javier González. Para entonces supone que ya será posible desplazarse entre provincias. «Pero por ahora no tenemos ninguna reserva, aunque algunos clientes de áreas cercanas nos está preguntando cuándo abrimos», añade.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El turismo de la Ribeira Sacra, en estado de cautela máxima ante la fase 2