La singularidad de la Ribeira Sacra, ¿freno para las ayudas a las bodegas?

Luis Díaz
luis díaz CHANTADA / LA VOZ

LEMOS

Unións Agrarias teme que la ralentización de la demanda de vino afecte a la vendimia
Unións Agrarias teme que la ralentización de la demanda de vino afecte a la vendimia ALBERTO LÓPEZ

Unións Agrarias pide un plan adecuado a la viticultura de segunda actividad

20 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Unións Agrarias cuestiona la eficacia del plan de ayudas que acaba de presentar el Ministerio de Agricultura para hacer frente al fuerte impacto de la crisis sanitaria sobre el sector vitivinícola. Al menos en el contexto de la Ribeira Sacra, apunta el sindicato, «ningunha das grandes medidas que foron anunciadas no BOE van a facilitar o relanzamento do sector do viño por falta de adecuación a súa realidade». El portavoz de esta organización en las comarcas de Chantada y Monforte, Mariano López Nieves, avanza que presentarán alegaciones «no sentido de que se respecte a especificidade do modelo de viticultura social da D.O. Ribeira Sacra».

En esta denominación de origen, las medidas excepcionales que se adoptaron como consecuencia de la alarma sanitaria tienen un especial impacto en las pequeñas bodegas. El cierre de la hostelería y la restauración, y los condicionantes que marcarán su reapertura, afectan al principal canal de comercialización de estos productores.

«O confinamento derivado do actual de estado de alarma provocou unha caída nas vendas nas adegas, sobre todo as pequenas, polo peche do canal Horeca, o que pode dificultar o almacenamento e comercialización da produción da vindeira vendima», apuntan desde Unións Agrarias.