¿Se atrevería usted a abrir una tienda ahora? Pues esta monfortina sí

Yolanda Varela vende desde esta semana café a granel en un local situado en pleno centro de la ciudad

Yolanda Varela, detrás del mostrador de la tienda que acaba de abrir en Monforte
Yolanda Varela, detrás del mostrador de la tienda que acaba de abrir en Monforte

monforte / la voz

En Monforte acaba de abrir un nuevo negocio, toda una novedad en tiempos de epidemia y calles vacías en los que se anuncia una crisis económica sin precedentes. Es una tienda pequeña, está en pleno centro y vende café a granel. Su propietaria la abrió este lunes y ya ha perdido la cuenta de las veces que la han preguntado que cómo se atreve. «Es que lo tenía todo preparado para abrir el 23 de marzo», cuenta Yolanda Varela, la dueña de Cafés de Sofá.

Llevaba siete años trabajando en la tienda que Cafés Conti tenía en la calle Roberto Baamonde cuando el pasado mes de enero la empresa asturiana que compró en el 2018 esta firma monfortina decidió cerrar el establecimiento. El cierre la dejó a ella sin empleo y a los clientes habituales de aquella tienda sin un sitio en el que comprar su café. De hecho, la mayoría de los compradores que han ido pasando estos días por Cafés de Sofá eran ya clientes de Conti. El café que vende es el mismo, porque Cafento, la compradora hace dos años de Conti, mantiene viva la marca. El mercado para el café a granel no es muy grande, pero está creciendo. «La gente -dice Yolanda Varela- tira cada vez más por las cosas naturales y estos cafés no tienen nada que ver con los que se pueden comprar en los supermercados».

Estos son días raros para abrir un nuevo negocio, pero es que Yolanda Varela lo tenía ya todo listo cuando el coronavirus lo paró todo. «No podía echarme atrás», asegura. La suya es una tienda de alimentación, así que podía haber abierto el día de mazo que tenía previsto hacerlo. El problema es que cuando se declaró el estado de alerta le faltaba mobiliario y algunos retoques técnicos en la tienda. Ella podría trabajar, pero los que iban a traerle los muebles y hacerle esos retoques no. Así que no le quedó otra que esperar.

La tienda aún no dispone de todo el mobiliario, pero sí tiene lo suficiente. La dueña de Cafés de Sofá está deseando que vuelva la normalidad. Como todos, pero ella con más razón. Con la gente metida en sus casas ella lo tiene tan complicado como todos los demás comerciantes. Pero es que además, tiene que recuperar el dinero que le costó abrir la tienda, situada en uno de los bajos comerciales del tramo de Doutor Teijeiro, entre el Cardenal y la plaza de abastos. La afluencia de clientes estos primeros días está siendo buena, pero ella está abriendo solo en horario de mañana. «Estoy en una calle muy céntrica -explica- y casi no se ve gente pasar, es muy triste».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

¿Se atrevería usted a abrir una tienda ahora? Pues esta monfortina sí