El Tío Sam se posiciona: nace la etiqueta «#bebogalicia»

Luis Paadín apela al consumo de vinos gallegos frente a la crisis en un a réplica del famoso cartel

El famoso cartel del Tío Sam, en la versión de Luis Paadín para animar el consumo de vino gallego
El famoso cartel del Tío Sam, en la versión de Luis Paadín para animar el consumo de vino gallego

monforte

Los calendarios de promociones exteriores del Icex y de los principales concursos de vinos a nivel internacional se mantienen inicialmente para las citas cuya celebración estaba prevista a partir del próximo mes de octubre. Luis Paadín, participante habitual en este tipo de convocatorias, prefiere pensar que será así. Autor de la Guía de Vinos de Galicia y director de la consultora vitivinícola que lleva su nombre, Paadín vaticina una vendimia «dramática» si no se produce un giro radical en la crisis desatada por el coronavirus.

«El modelo de Galicia no es el de Rioja. Nuestro mercado no está en los lineales de las grandes superficies al menos para una gran mayoría de las bodegas. Por volumen de producción, aquí los vinos se dirigen sobre todo a la hostelería y la restauración. Y el parón en este canal de ventas va a ser muy difícil de recuperar», opina el sumiller coruñés.

La actual situación va a condicionar el desarrollo de la próxima vendimia en todas las zonas vitícolas, y no solo en España. Pero puede dejarse sentir de forma muy especial en Galicia, donde más del noventa por ciento de la producción está enfocada a un tipo de vino que se comercializa en los meses siguientes a la cosecha.

«Si el mercado continúa parado -apunta Paadín- no hay margen de salida para el vino. Salvo que las cosas se tuerzan mucho en la viña, se nos viene encima un cosechón y ni siquiera habrá espacio físico en las bodegas para darle cabida».

La consultora que dirige pone estos días su grano de arena para ayudar a revertir la difícil situación que atraviesa el sector del vino cuando se levante el confinamiento. A través de Whatssapp difunde entre sus contactos un montaje inspirado en el célebre cartel del Tío Sam, símbolo nacional de los Estados Unidos. Paadín sustituye a Sam Wilson y ya no se trata como entonces de fomentar el alistamiento de soldados. «Galicia máis que nunca precísache. Bebe o noso viño», es el nuevo lema.

La idea partió de Alejandro Paadín, hijo de Luis, colaborador de la consultora y autor del montaje. «No es ninguna campaña. Solo un guiño al consumidor para que sea consciente de la situación a la que se enfrenta el sector», dice el protagonista del cartel. A ambos les gustaría que la propuesta pueda tener eco en las redes. Incluso proponen la etiqueta #bebogalicia.

La iniciativa puede ayudar mitigar un golpe del que difícilmente se librará buena parte del sector. Paadín vaticina una criba que se dejará sentir en mayor medida en las franjas intermedias de producción. «Las grandes bodegas y los pequeños cosecheros, por distintas razones, tienen más capacidad de resistencia. Los que están en el medio, en entorno a los cien mil litros, lo van a pasar peor», sostiene el autor de la Guía de Vinos de Galicia.

El carácter internacional de la crisis hará del mercado gallego el principal escenario de la pugna por la supervivencia de 500 bodegas que comercializan 60 millones de botellas cada campaña. De ella dependerá también el futuro de los 13.500 viticultores que les venden uva. Paadín, reconvertido en Tío Sam, avisa con su proclama. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

El Tío Sam se posiciona: nace la etiqueta «#bebogalicia»