La falta de mascarillas retrasó el plan de ayuda a personas mayores

Voluntarios organizados por la Cruz Roja empiezan ya a repartir la compra

;
La compra en casa en Monforte con la Cruz Roja En marcha el programa asistencial para personas mayores que prefieren no salir por miedo al coronavirus

monforte / la voz

Quince voluntarios participan en Monforte en el programa local de entrega a domicilio de alimentos y productos de primera necesidad para personas mayores o con problemas de movilidad. Se trata de una iniciativa con la que colabora el Ayuntamiento y que está pensada para evitar salidas innecesarias a la población a priori más vulnerable al coronavirus. El servicio empieza con retraso a causa de la falta mascarillas y guantes para los voluntarios que se encargarán de sostenerlo mientras dure la actual situación de emergencia sanitaria.

El primer reparto se llevó a cabo ayer, en una casa del barrio de A Pena en la que vive una mujer mayor. Los voluntarios tomaron nota de lo que necesitaba y fueron a hacer la compra por ella. Se trata de un servicio gratuito, pero los usuarios pagan por los productos que adquieran. El Ayuntamiento adelanta dinero a la Cruz Roja para que el personal que se encarga de la compra y la entrega no tenga que adelantar de su bolsillo.

El programa lo sostendrán en Monforte voluntarios de la Cruz Roja, pero también personas en principio ajenas a esta oenegé. Estos otros voluntarios se organizaron cuando estalló la crisis a través de las redes sociales y de la asociación juvenil Náufragos do Paradiso y el colectivo feminista Femforte. Las personas que quieran utilizar este servicio tienen que apuntarse en el teléfono 982 402549.

La crisis sanitaria dejó a medio hacer el reparto de los excedentes de alimentos

La crisis provocada por la epidemia sorprendió a la Cruz Roja en plena campaña de reparto de alimentos entre familias con escasos recursos. Se trata del reparto anual de excedentes alimentarios que impulsa la Unión Europea en los países miembros.

En el caso de Monforte, la Cruz Roja tiene el en censo de beneficiarios de este reparto a alrededor de doscientas familias. El censo engordó a raíz de la crisis económica que empezó en el 2008 y no se ha reducido de forma significativa desde entonces.

El personal de la Cruz Roja tuvo que interrumpir el reparto cuando entraron en vigor las medidas de confinamiento para frenar la extensión del virus. En ese momento había entregado los alimentos a 180 familias. La entidad acaba de obtener permiso para reanudar el reparto.

Número de colaboradores

La Cruz Roja tiene en Monforte aproximadamente doscientos colaboradores voluntarios

Participantes activos

Solo una pequeña parte de los colaboradores participan de forma activa en las actividad de la entidad. Los responsables de la agrupación calculan que solo un 10% están realmente a disposición de la Cruz Roja para trabajar cuando hace falta. Son unas vente personas, fundamentales para sostener campañas anuales como las de reparto de juguetes en Navidad o la entrega de alimentos a familias de pocos recursos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La falta de mascarillas retrasó el plan de ayuda a personas mayores