chantada / la voz

Las mimosas ya quieren amarillear al abrigo de la ribera del Miño. Saludan cada año por estas fechas la proximidad de la primavera y el comienzo del Carnaval en tierras de Chantada. El Entroido Ribeirao despide con las risotadas de los oficios los rigores del invierno. Los volantes agitan sus cintas de colores y los peliqueiros hacen sonar los cencerros para festejar el germen de las nuevas cosechas entre vides y cerezos. En la parroquia chantadina de Santiago de Arriba, como es tradicional, el Entroido más genuino arranca con la celebración del Domingo Lambedoiro.

Un desfile de máscaras de varios carnavales tradicionales gallegos abrió este domingo el Entroido Ribeirao, el más madrugador de los que se celebran en la Ribeira Sacra.

Lo mantiene vivo la parroquia chantadina de Santiago de Arriba, donde por la tarde salieron volantes y peliqueiros. La parada fue de mañana por las calles de la capitalidad del municipio y participaron personajes típicos de los carnavales de Salcedo (A Pobra do Brollón), Esgos, Viana do Bolo, Bande, A Mezquita, Campobecerros (Castrelo do Val), Ribadetea (Ponteareas) y Samede (Paderne).

;
Domingo lemedoiro no Entroido Ribeirao Festa en Santiago de Arriba, en Chantada

Similitud con Italia

Los vecinos de las parroquias ribereñas conservaron la tradición del Entroido hasta que comenzó a adquirir cierta notoriedad a finales de la pasada década de los noventa. Por aquel entonces se celebraba también en Nogueira y Vilaúxe. En Tricario, al sur de Italia, se interesaron en el 2016 por el carnaval de la ribera chantadina debido a la gran similitud entre los volantes y las figuras típicas de este municipio de la región de Basilicata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Entroido Ribeirao sacude Chantada