La estación de autobuses de Monforte deja de abrir a diario

Las instalaciones, que llevan meses sin cafetería, cierran ahora los fines de semana


monforte / la voz

La estación de autobuses de Monforte se vacía cada vez más. Al descenso del número de viajeros, continuado y aparentemente imparable desde hace años, se le suma ahora nuevos cierres en sus espacios comerciales y la reducción del horario de apertura. No hay viajeros y tampoco muchos servicios, porque el número de líneas que empiezan o terminan en Monforte se ha reducido notablemente en los últimos años.

La cafetería de la estación, que ocupa aproximadamente un tercio del espacio de uso comercial disponible en la planta baja, está cerrada desde el verano pasado. Al parecer, el contrato de gestión con su último propietario terminó su vigencia y ningún hostelero se ha hecho cargo todavía del negocio. Con la cafetería sin uso, solo quedan en la estación dos locales con actividad. Uno es la taquilla de Monbús, la única empresa que mantiene este servicio en Monforte. Las otras tres que explotan líneas de corta o media distancia en estas instalaciones venden los billetes directamente en los autobuses antes de la salida. El otro local en uso no es comercial, sino que sirve de sede a una asociación de personas con problemas de movilidad. Otra decena de espacios, que hace años albergaban diferentes establecimientos comerciales y taquillas de venta de billetes, llevan tiempo vacíos.

A esta progresiva pérdida de actividad se suma que la estación dejaba recientemente de abrir también los fines de semana. Los sábados y domingos siguen saliendo autobuses, pero los viajeros tienen que acceder directamente a los andenes sin pasar por el vestíbulo.

Menos líneas y pocos viajeros

La estación tiene menos líneas disponibles que antes, pero no se ha quedado sin ellas. Conserva diecinueve líneas diarias activas de corta y media distancia, con recorrido en ambas direcciones, con Lugo, Ourense, O Barco, Castro Caldelas y Currelos (esta con paradas en Ferreira de Pantón y Escairón). El recorte de líneas sí se nota en la larga distancia. Hasta hace unos años había conexión diaria con Madrid y con Asturias, y ahora ya no. Tampoco sale el autobús semanal de Barcelona. Pero lo que ha bajado claramente es el número de viajeros. Muchos buses salen casi vacíos. Por poner solo un ejemplo, el que salió este viernes a las doce en dirección a Lugo llevaba únicamente cuatro, y solo dos iban hasta la capital de la provincia.

Las razones para esta pérdida de viajeros son probablemente diversas, pero el precio del billete no está entre ellas, porque no solo no han subido en los últimos tiempos, sino que han bajado. Y mucho. Ir a Santiago en autobús desde Monforte, por ejemplo, cuesta ahora 9,80 euros, cuando el billete llegó a estar a 14,85.

*Con paradas en Ferreira y Escairón

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La estación de autobuses de Monforte deja de abrir a diario