Tomé descarta que haya riesgo de más derrumbes en la calle cortada

El firme no podrá reponerse hasta que la confederación autorice una escollera


monforte / la voz

La calle Doutor Fleming sigue cortada al tráfico y todo indica que continuará así durante bastante tiempo. El cierre se hizo necesario tras el derrumbe de un tramo de calzada en el lateral contiguo al cauce del arroyo de As Malloadas. Las señales instaladas por la Policía Local en las confluencias con la calle Estrella y el acceso por el Ponte dos Picos advierten de que solo se permite el paso a los residentes. El tramo en el que se desplomó el pavimento está vallado y únicamente existe un estrecho pasillo en la margen opuesta al río para que los peatones puedan atravesar la zona.

«Os técnicos din que non existe risco de novos derrubamentos», señala el alcalde, José Tomé. El pasado miércoles, cuando tuvo lugar el desplome, abrió contactos con la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil para poder reparar el firme de la calle Doutor Fleming. «Aínda non sabemos se o proxecto terá que facelo o Concello ou a confederación. Estamos niso. O importante é dar coa mellor solución e que as obras se fagan o antes posible», dice Tomé.

Bloques y asientos

El desplome se produjo de día y en torno a las cinco de la tarde. «Se nese momento chega pasar un coche vai parar ao río», comenta una vecina. La calzada se vino abajo sobre el cauce del arroyo en un tramo de unos veinte metros de largo, donde según apunta el alcalde ahora será necesaria la construcción de una escollera. Sobre el muro de ese lateral se levantaban unos bloques de piedra que los residentes en la zona solían utilizar de asiento.

La parte del pavimento afectada por el desplome ronda en algunos puntos el metro y medio de anchura. En uno de los extremos, una amplia grieta delata la inestabilidad del firme que quedó en pie en las proximidad del puente que cruza el arroyo .Los vecinos asocian el desplome a la crecida del río y se quejan de la falta de limpieza en el cauce. Esta circunstancia se puso con anterioridad en conocimiento de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, pero según los residentes no hubo respuesta.

La calle Doutor Fleming fue una de las que se beneficiaron de los planes de pavimentado que se llevaron a cabo bajo el mandato del actual gobierno municipal. El alcalde afirma que en las últimas semanas nadie se dirigió al Ayuntamiento para advertir de la existencia de problemas de estabilidad en el firme. Según su criterio, la crecida del arroyo acabó por socavar la estabilidad del muro lateral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tomé descarta que haya riesgo de más derrumbes en la calle cortada