El club náutico del catamarán del Sil vuelve a echar el cierre

La Diputación lo justifica por obras y dice que abrirá para Semana Santa


MONFORTE / la voz

Carteles en gallego, español e inglés colocados en el exterior del establecimiento advierten desde el pasado 1 de diciembre del cierre temporal del club náutico en el que tiene su base el catamarán del cañón del Sil. La campaña de este año no se dio por terminada hasta el pasado domingo, para que las embarcaciones pudiesen permanecer activas durante el puente de la Constitución. Pero la Diputación de Lugo, responsable de las rutas por el embalse, adelantó el cierre de las instalaciones de su titularidad para no prorrogar automáticamente la concesión. Los carteles informan de que el cierre se debe a la necesidad de realizar mejoras en las instalaciones.

Las obras proyectadas por la Diputación todavía no se iniciaron y es muy probable que tampoco lo hagan en las próximas semanas. Fuentes del área de Turismo del organismo provincial indicaron que las reformas todavía están en estudio. De momento, no hay más detalles sobre la actuación que se llevará a cabo en el club náutico. No se conocerán hasta que los técnicos terminen de redactar el proyecto que le fue encargado para «mellorar o espazo e os servizos» de estas instalaciones, limítrofes con la parroquia soberina de Doade pero pertenecientes al término municipal de Monforte.

La comunicación del cierre le llegó a los adjudicatarios de la gestión del club náutico el viernes día 29 de noviembre, coincidiendo con la finalización del contrato que habían suscrito en su momento con la Diputación. La jornada siguiente fue la última en la que permaneció activo. En la semana comprendida entre ese domingo y el 8 de diciembre, cuando concluyeron las rutas en catamarán por este año, la venta presencial de billetes para las rutas fluviales se llevó a cabo junto a los baños situados en la planta baja del edificio. El contrato podía prorrogarse por espacio de otros dos años, pero en el área provincial de Turismo no están por la labor de echar mano de esa cláusula.

Un nuevo concurso

Desde la Diputación indicaron que será convocado un nuevo concurso que en principio deberá estar resulto «para o inicio da tempada no 2020», al igual que la realización de las obras de mejora de las instalaciones. En principio, tanto las mejoras como el proceso que desembocará en una nueva concesión tendrán que zanjarse en los prolegómenos de la próxima Semana Santa, cuando está previsto que se reanuden los recorridos en catamarán por el cañón del Sil.

En las tres últimas concesiones del club náutico, que recayeron en otras tantas empresas diferentes, el área de Turismo del organismo provincial evitó aplicar las prórrogas que preveían los respectivos contratos. El cierre más conflictivo tuvo lugar en el 2013. Se consumó en enero de ese año y la actividad no se reanudaría hasta diez meses después. Por el camino se produjeron protestas de grupos políticos y colectivos relacionados con el sector turístico.

En el siguiente concurso, el que estuvo vigente hasta este mes, las bases se modificaron para primar el funcionamiento del club como punto de información.

El único que funcionaba de los cuatro que fueron construidos en la Ribeira Sacra

El club náutico del catamarán del cañón del Sil era hasta hace poco el único activo de los cuatro pertenecientes a la Diputación que teóricamente deberían estar en funcionamiento en la Ribeira Sacra. En Belesar las instalaciones ofrecieron servicio de cafetería y restaurante hasta noviembre del 2017, cuando la empresa de Chantada que las había atendido durante los diez años anteriores decidió no continuar.

Por lo que respecta al club náutico situado en el propio embalse de Belesar lleva seis años inactivo y hasta la fecha fracasaron todos los intentos por reabrirlo. La Diputación tampoco pudo resolver hasta la fecha los problema que condicionan la reapertura de Augas Mestas.

En una reunión previa a la celebración del último Festival do Viño da Ribeira Sacra, representantes del sector vitícola trasladaron al alcalde de Monforte y presidente de la Diputación provincial la necesidad de realizar mejoras en las instalaciones y el entorno del club náutico del cañón del Sil.

Según pusieron de manifiesto entonces, los aseos que ofrece las instalaciones no están en consonancia con el elevado volumen de visitantes que mueve ese catamarán. Las deficiencias en el saneamiento de las aguas residuales son otro de los problemas que aguardan solución desde hace tiempo.

En alguna ocasión anterior, la Diputación se hizo cargo directamente de la gestión del club náutico situado junto al puente del Sil mientras se resolvía la adjudicación del servicio y para evitar que permaneciese cerrado en plena campaña turística

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El club náutico del catamarán del Sil vuelve a echar el cierre