Cuatro viviendas en ruina en un tramo de cincuenta metros

La parte más próxima al ambulatorio está vallada desde hace veinte días por la caída a la vía pública de restos de una galería


MONFORTE / LA VOZ

Lluvias intensas y fuertes rachas de viento. El otoño que llena de colorido el paisaje de la Ribeira Sacra enseña su peor cara en Monforte. Malos tiempos para su conjunto histórico, donde un buen número de edificaciones vacías también se resienten de la meteorología adversa. No hay que buscar lugares apartados para comprobarlo. Junto al centro de salud, cuatro inmuebles en avanzado estado de ruina asoman en un tramo de poco más de cincuenta metros.

Esa es la distancia entre el centro de salud y el lugar en el que se ensancha la acera de la margen izquierda en la entrada a la calle Doctor Casares. Allí, en las cercanías de la plaza del Doctor Goyanes y a tiro de piedra de la futura oficina del peregrino, la basura se amontona al pie de los números 7 y 9, ambos en avanzado estado de ruina. Nadie parece haberse preocupado de retirar los desperdicios, cuya presencia junto a dos vallas municipales sirve para disuadir al peatón de acercarse a la fachada de estos inmuebles.

La siguiente edificación, con fachada de sillería, es el antiguo liceo artístico. Los golpes que se perciben en su interior delatan las obras de rehabilitación promovidas por su nuevo propietario. Es la excepción en ese tramo de calle. El deterioro de las siguientes construcciones, ambas de bajo y dos plantas y rematadas en galerías, obligó al Ayuntamiento a cerrar mediante vallas la acera entre el viejo liceo y el ambulatorio.

Planeamiento y economía

Las vallas se colocaron el pasado 22 de octubre como consecuencia de la caída de parte de una de estas galerías a la vía pública. Este diario se puso en contacto este jueves con el Ayuntamiento para conocer si se ha solicitado alguna obra a los propietarios. Al cierre de la edición, no había respuesta. Los números 15 y 25 de Doctor Casares, que son los que están vallados, lindan con otro inmueble que está en venta y que, según indican los vecinos, fue adquirido recientemente para su rehabilitación.

El plan especial del casco histórico entrará en vigor con toda probabilidad el próximo año. El equipo de gobierno tiene mayoría absoluta y para su aprobación definitiva solo resta introducir los retoques que plantee la Xunta. Los constructores, sin embargo, son conscientes de las limitaciones del documento. «Más que de ordenamiento, el deterioro del parque de viviendas es un problema de dinero», apunta un profesional de sector. Según el plan, en la zona monumental hay 95 edificaciones en ruina y 36 próximas a ella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cuatro viviendas en ruina en un tramo de cincuenta metros