La gasolinera prevista en la variante obligó a apurar el proyecto del parque

El terreno se declaró de interés social antes de que la empresa pidiese licencia


monforte / la voz

No hay marcha atrás en los planes municipales para la construcción del nuevo parque que demandan los vecinos del barrio del hospital comarcal. El equipo de gobierno quiso dejarlo claro en el último pleno, al desestimar el único recurso contra la declaración de interés social de la parcela elegida. También el alcalde busca despejar cualquier duda sobre el cumplimiento del compromiso que alcanzó con el vecindario de esa zona. «Imos tirar para adiante», señala Tomé. Cerrada la vía administrativa, está por ver si la empresa que formuló la alegación se conforma o decide ir más lejos para hacer valer sus intereses.

A la firma Gas Monforte SL, domiciliada en Santiago, no le cabe ahora otro recurso que el contencioso. Con los votos a favor del equipo de gobierno, y en vista de un informe del secretario municipal, el pleno desestimó la alegación contra el acuerdo previo que había declarado de interés social los terrenos destinados al futuro parque. La empresa tenía previsto instalar en esa parcela una estación de servicio, proyecto que había expuesto personalmente al alcalde.

Los terrenos en disputa

La parcela en disputa es una franja de algo más de 6.000 metros cuadrados situada entre la travesía María Emilia Casas y los terrenos del Sergas destinados al aparcamiento del personal del hospital comarcal. Tomé presentó el proyecto el pasado 30 de septiembre, el mismo día que se celebro el pleno en el que fue aprobada la declaración de interés social que abre la puerta a la expropiación si no se llega a un acuerdo con los propietarios. La propuesta se presentó por la vía de urgencia, en palabras del alcalde, «para non correr riscos e non ter que denegar nada a ninguén».

Tomé se refería a la posibilidad de que los promotores de la gasolinera proyectada en la variante concretasen su interés mediante la solicitud de licencia para la realización de las obras. El equipo de gobierno prefirió curarse en salud, pero sus argumentos no acaban de convencer a la oposición. Los demás grupos prefirieron abstenerse en todas las votaciones relacionadas con esta cuestión. Aunque comparten la necesidad del parque y de los aparcamientos que incluye el proyecto, recelan de la premura con la que se les pidió que se pronunciasen sobre la declaración de interés social.

El alcalde asegura que en la reunión en la que le dieron a conocer el proyecto de la estación de servicio avanzó a los promotores que el Ayuntamiento tenía otros planes para esa parcela. Según su versión, en ese encuentro los representantes de Gas Monforte SL habrían mostrado su disposición a elegir otra ubicación para le estación de servicio.

De acuerdo con la información municipal, esta firma no consta como propietaria de los terrenos en el registro de la propiedad. «Non sabemos se houbo algún acordo sobre a súa venta ou aluguer, pero os donos que constan son outros», precisa el alcalde. En estos momentos la parcela tiene la clasificación de suelo rústico y aunque no se puede edificar en ella son viables los usos de carácter dotacional.

La zona verde de A Florida sigue sin luz por una deuda pendiente de la Xunta

El ruego que dirigió al alcalde el concejal del BNG Emilio Sánchez en el último pleno para que funcione el alumbrado del parque del barrio de A Florida cayó en saco roto. Tomé no cuestiona la importancia de que esa zona verde disponga de iluminación, pero argumenta que no se trata de una competencia del Ayuntamiento. Aunque el mantenimiento es municipal, la titularidad del parque a efectos legales sigue siendo de la Xunta. El gobierno local se negó a aceptar la cesión a finales del 2015 tras comprobar que existía una deuda sin pagar por parte de la administración autonómica.

La Xunta adeudaba entonces a Gas Natural Fenosa cerca de 3.000 euros por el suministro eléctrico al parque. La empresa optó por cortarle el suministro, lo que motivó no funcione el alumbrado. El alcalde se puso en contacto recientemente con Naturgy para saber si la deuda había sido saldada y la respuesta que obtuvo fue negativa. Tomé se reafirma en los argumentos que esgrimió en du día el Ayuntamiento para rechazar la entrega. «Non se pode aceptar mentres non estea libre de cargas», precisa.

Antigua propiedad estatal

Los terrenos del parque pertenecieron en su día al Ministerio de Obras Públicas, que los utilizó como punto de acopio de material. En aquella época la actual calle Benito Vicetto formaba parte de la carretera de Castro Caldelas. El parque tiene 5.000 metros de superficie y su construcción fue gestionada por Tomé cuando el socialista Pachi Vázquez estaba al frente de la Consellería de Medio Ambiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La gasolinera prevista en la variante obligó a apurar el proyecto del parque