El movimiento global por el paisaje en terrazas descubre la Ribeira Sacra

La organización internacional estará presente en un foro sobre los socalcos vitícolas

Bancales sumergidos bajo el Miño que dejó a la vista una bajada de nivel del embalse de Belesar
Bancales sumergidos bajo el Miño que dejó a la vista una bajada de nivel del embalse de Belesar

MONFORTE / la voz

La International Terraced Landscape-Alliance, alianza mundial de los paisajes en terrazas, pone por vez primera el foco en la Ribeira Sacra. El investigador del centro de agroecología de la universidad británica de Coventry Hermann J. Tillmann, coordinador de la asociación internacional, visitará la zona para participar en el foro As paisaxes de socalcos. Olladas desde a Ribeira Sacra, que organizará el GDR Ribeira Sacra-Courel. Expertos de varios países se reunirán el 16 de noviembre en la bodega de Sober Regina Viarum para hablar del valor y la dinamización de esta peculiar construcción paisajística.

Ribeira Sacra forma parte desde hace tiempo del Centro de Investigación, Estudio y Valorización de la Viticultura de Montaña (Cervim). Con sede en Aosta, al norte de Italia, ampara viñedos en fuerte pendiente de ese país, España, Portugal, Alemania, Francia, Suiza, Eslovenia y Estados Unidos (montes Apalaches). La alianza los paisajes en terrazas, organización internacional que responde a las siglas ITLA, tiene un ámbito de acción más ambicioso, al englobar todos los paisajes en terrazas con independencia del cultivo o las circunstancias en que se originaron.

Los congresos organizados por el ITLA se desarrollaron en escenarios tan dispares como Italia, la provincia China de Yunnan -donde se localizan los famosos arrozales en terrazas de Yuanyang-, o la ciudad peruana de Cuzco. El más reciente tuvo lugar en Canarias, donde existe una línea específica de ayudas para los viticultores que mantienen el cultivo en terrazas.

Candidatura ante la Unesco

El GDR Ribeira Sacra-Courel se marcó en el 2016 dos líneas prioritarias de acción: la puesta en marcha del Geoparque Montañas do Courel y el apoyo a la candidatura de Ribeira Sacra a patrimonio de la humanidad. La jornada de trabajo que se desarrollará en la bodega Regina Viarum se enmarca en esa segunda estrategia. El punto de partida es promover un «intercambio de experiencias entre territorios que comparten este tipo de paisaje como elemento diferenciador», apunta Martín Alemparte, gerente del grupo de desarrollo rural.

En el foro sobre As paisaxes en socalcos se expondrán experiencias desarrolladas en zonas de terrazas de Canarias, Mallorca y la Comunidad Valenciana. Entre los ponentes estará el profesor de la Universidad de Santiago Augusto Pérez Alberti, que presentará un libro sobre estas construcciones en la Ribeira Sacra.

Agricultores a tiempo completo y de fin de semana, un reconocimiento pendiente

La jornada de trabajo organizada por el GDR Ribeira Sacra-Courel no solo aspira ser un intercambios de experiencias de zonas que comparten paisajes agrícolas aterrazados. Al mismo tiempo, quiere servir de altavoz de la singularidad de los socalcos de la Ribeira Sacra entre especialistas de dentro y fuera de España. El movimiento global por el paisaje en terrazas no solo estará representado por su coordinador. Entre los invitados estará además María Angélica Salas, investigadora del ITLA que hablará en Sober de la diversidad biocultural y el poder transformador de los saberes vinculados a las zonas de terrazas.

Esta alianza internacional, activa desde el año 2010, reivindica el papel que desempeñan «agricultores a tiempo completo, parcial o como hobby, constructores de muros de piedra en seco, cooperativas y asociaciones» que contribuyen al mantenimiento del paisaje en terrazas. La recuperación de estos espacios se justifica, a su juicio, por ser una manifestación de la agricultura sostenible que conribuye a asentar población en zonas deprimidas a través de «explotaciones familiares y de reducidas dimensiones».

«Son un elemento significativo de la riqueza cultural, exponente del talento y el duro trabajo de las generaciones que nos precedieron, aptos para seguir siendo utilizados en las próximas décadas y centurias», señala esta organización en su manifiesto. Según su criterio, investigación y gestión política deben aunar esfuerzos para que este paisaje singular pueda hacer frente a nuevas demandas sociales «agrarias, educativas y de ocio».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El movimiento global por el paisaje en terrazas descubre la Ribeira Sacra