Las tasas del cementerio municipal bajan un año después de lo previsto

La reducción del 50% anunciada a finales del 2018 entrará en vigor en enero


MONFORTE / la voz

Las rebajas fiscales del cementerio municipal anunciadas en octubre del 2018 entrarán en vigor con un año de retraso. En los presupuestos del 2019, los últimos que presentó en minoría el actual gobierno, se planteaba una reducción del 50% en los precios de esa ordenanza. La oposición votó en contra de esas cuentas y los incentivos no pudieron aplicarse entonces. Tras las pasadas elecciones locales, ahora con mayoría absoluta, los socialistas pudieron sacar adelante el presupuesto de este año. La fiscalidad del cementerio, sin embargo, no se modificó con vistas al actual ejercicio.

«Son dereitos que se xenwran a día 1 de decembro e nos presupostos que aprobamos en xuño xa non se podía aplicar. A rebaixa vai nos primeiros nos que podiamos levala de novo», explica el alcalde, José Tomé.

Acompañado por la concejala de Facenda, Gloria Prada, presentó este lunes la propuesta de modificación de ordenanzas fiscales para el 2020 que fue aprobada a última hora de la tarde por el pleno. Será la referencia de ingresos para los presupuestos del próximo año, que el equipo de gobierno quiere que se voten a finales de noviembre para que puedan entrar en vigor en enero.

Agua, piscina y basura

La propuesta de modificación de ordenanzas sigue la tónica de los últimos años. No habrá cambios salvo en los contratos de servicios que establecen la obligatoriedad de actualizar el IPC. En los precios de la piscina y en el recibo de agua y saneamiento repercutirá el porcentaje del 0,3% de subida del coste de la vida. En el caso de la recogida basura, el contrato establece que la actualización de tasas no será de la totalidad del IPC, sino del 85% de ese coeficiente.

Por lo demás, los profesionales que utilicen su vivienda para desempeñar alguna actividad empresarial dejarán de pagar por dos conceptos. Abonarán el recibo de empresa, pero no el de la recogida doméstica.

Mejor que bajen

Fuera de ese cambio, la única modificación de las ordenanzas afecta a la fiscalidad del cementerio. El próximo año se aplicará por fin la anunciada rebaja del 50% en las tasas por sepulturas y transmisión de concesiones. En el caso de los nichos, el precio pasará de diez a cinco euros anuales. «Sempre é mellor que baixen a que suban os impostos, sobre todo para as persoas que teñen menos ingresos», dijo el alcalde en la rueda de prensa.

Tomé: «Non se poden pedir obras e ao mesmo tempo pretender que se rebaixe o IBI»

El próximo año no habrá cambios en la fiscalidad del IBI, caballo de batalla de la oposición cuando los socialistas gobernaban en minoría. La propuesta de presupuestos se elaborará sobre la base del coeficiente que está en vigor en Monforte desde el 2012. «Se queremos ter un determinado nivel de servizos a actividades ten que haber tamén un nivel de ingresos para mantelos», afirmó el alcalde.

En la presentación de la modificación de ordenanzas, Tomé se adelantó a las previsibles críticas de los otros grupos. «Non se poden pedir obras e ao mesmo tempo querer recortar a capacidade económica do Concello», señaló.

El alcalde hizo hincapié en que Monforte no solicitó la actualización de la ponencia de valores catastrales. «Outra cousa é que o catastro o faga de oficio, pero iso é unha competencia de Facenda e non do Concello», precisó. En el supuesto de que una revisión de ese tipo modificase al alza la contribución urbana en Monforte, el equipo de gobierno tomaría medidas para atenuar la subida de los recibos.

«Nese caso, aplicaríase unha rebaixa do coeficiente por parte do Concello para poder manter o actual nivel impositivo nos recibos que pagan os veciños», manifestó Tomé.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las tasas del cementerio municipal bajan un año después de lo previsto