El dueño de las vacas muertas en Axulfe será juzgado en diciembre

El único acusado en este caso se enfrenta a una posible condena por maltrato animal

El ganadero procesado, con el rostro tapado, en una de sus comparecencias judiciales, acompañado por su abogado
El ganadero procesado, con el rostro tapado, en una de sus comparecencias judiciales, acompañado por su abogado

chantada / la voz

Ya hay fecha para el juicio contra el propietario de la granja de Chantada en la que aparecieron decenas de vacas muertas en el 2016. El ganadero se sentará en el banquillo de los acusados a mediados del mes de diciembre, como investigado por un delito de maltrato animal. Las acusaciones piden penas de prisión.

El juicio se celebrará el 19 de diciembre en el juzgado penal número 1 de Lugo, que será el encargado de dictar sentencia después de que el juzgado de Chantada completase la instrucción del caso. El único procesado es el propietario de la granja de la aldea de Axulfe, en la parroquia de San Pedro de Viana en el que a principios del 2016 fueron encontradas 39 reses de diferentes edades muertas y dos docenas más todavía vivas, pero en muy mal estado.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular consideran que el responsable de lo sucedido es el ganadero propietario de esta explotación y piden para él una condena por un delito de maltrato animal. La Fiscalía propone una condena de catorce meses de prisión, cuatro meses menos que la acusación particular, ejercida por el abogado madrileño Víctor Valladares en representación de los dueños de varios refugios de animales. Durante la instrucción del caso, la defensa del denunciado atribuyó la muerte de las vacas a una plaga repentina contra la que su propietario no pudo hacer nada. También admitió que el hombre llevaba ya un tiempo sin proporcionar pienso a sus animales, porque los ingresos que le proporcionaba la venta de la leche no le daban para comprarlo, pero aseguró que pasó a alimentarlas con la hierba que crecía en su explotación.

Las vacas fueron encontradas muertas el 6 de abril del 2016 por personal de la Consellería de Medio Rural. Dos días después, entraron en la granja agentes del servicio de protección a la naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que fueron los que primero denunciaron los hechos en el jugado de Chantada. El ganadero prestó declaración en ese juzgado unos días después y desde entonces permanece en libertad, aunque como investigado y a la espera de que se celebre el juicio.

La acusación popular quiso poner el foco en los controles oficiales

El caso de los animales muertos en la granja de Axulfe movilizó en su momento a los colectivos en defensa de los animales, que se movilizaron en protesta por lo ocurrido y para reclamar que las vacas que fueron encontradas vivas no fuesen sacrificadas. No lo consiguieron, pero los animalistas han sido parte activa en el procedimiento judicial como acusación popular. El abogado que los representa intentó centrar el foco judicial no solo en el dueño de la granja, sino también en la Xunta, con el argumento de que la administración gallega no había cumplido con su obligación de vigilar la situación en la que se encontraba esta explotación ganadera. Finalmente, nadie de la Consellería de medio Rural figura como investigado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El dueño de las vacas muertas en Axulfe será juzgado en diciembre