El año turístico en la Ribeira Sacra remonta gracias a un buen agosto

Carlos Cortés
carlos cortés MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Carlos Rueda

El número de visitantes se incrementó en un 15% con respecto al mismo mes del 2018

14 oct 2019 . Actualizado a las 12:36 h.

El último agosto fue un buen mes para el turismo en la Ribeira Sacra. El flujo de viajeros al conjunto de municipios que forman parte de este destino se incrementó en un 15% con respecto al mismo mes del 2018. El buen comportamiento del mes del turismo por excelencia ha permitido a esta zona superar la cifra de los 100.000 visitantes desde principios de año, y acerca al sector al objetivo de al menos repetir las cifras del 2018, que hasta ahora parecían difícilmente alcanzables.

De acuerdo con las estadísticas que acaba de hacer públicas la Xunta a través del departamento de Turismo de Galicia, un total de 23.490 personas visitaron la Ribeira Sacra durante el pasado mes de agosto y pasaron al menos una noche en alguno de los alojamientos de esta zona. En el mismo mes del 2018 habían sido 16.598, así que el incremento es de 2.525 personas, lo que proporcionalmente supone una subida del 15%.

Hasta agosto, el año turístico no estaba siendo de los mejores. El número de visitantes acumulados entre enero y julio era de 78.815, frente a los 80.910 de esos mismos siete meses del 2018, un 14% menos. La remontada de agosto cambia las tornas y ya hace del 2019 un año ligeramente mejor que el anterior. Hay que ver qué sucede en los cuatro últimos meses del año para comprobar si ese giro se mantiene y el recuento final es superior o no a los 125.785 turistas conseguidos en el 2018.

El comportamiento del negocio turístico fue en general bueno en toda la provincia de Lugo el pasado mes de agosto, porque entre los tres grandes destinos (Lugo centro, A Mariña y Ribeira Sacra) atrajeron un 18% más de visitantes con respecto al mismo mes del año pasado. La mejora fue más marcada en Lugo centro --una área que incluye además de la capital provincial, los municipios por los que pasa el muy concurrido camino francés a Santiago-, con una subida de casi el 20%. Y fue mucho más modesta en A Mariña, que en el principal mes de playa solo subió un 1,3% con respecto al año pasado.

La comparación de la infraestructura hotelera de las tres principales zonas turísticas de la provincia de Lugo no revela sorpresas, sino que se corresponde a grandes rasgos con el número real de viajeros que atrae cada una. El pasado mes de agosto, Lugo centro puso en el mercado 4.488 camas en 168 establecimientos hoteleros (categoría que incluye todos los alojamientos salvo los de turismo rural y los pisos turísticos), A Mariña 3.354 en 98 negocios y la Ribeira Sacra 2.162 en 67 alojamientos.

Más de 2.500 viajeros en las casas de turismo rural de O Courel y Os Ancares

Este agosto también fue mejor que el del 2018 para las casas de turismo rural del área comprendida entre Os Ancares y O Courel. Las estadísticas oficiales recogen que ese mes se alojaron en alguno de los establecimientos de este tipo que hay en esas dos comarcas de montaña un total de 2.544 persona. En agosto del 2018 habían sido 198 menos, así que el incremento interanual es del 8%. En Os Ancares y O Courel hay en estos momentos 43 casas de turismo rural operativas y en conjunto ofrecen 469 camas. El número de trabajadores empleados directamente en estos alojamientos asciende a 73.

En cualquier caso, las estadísticas revelan un dato preocupante para el sector. El porcentaje de ocupación de los establecimientos de turismo rural en esta zona fue en agosto el más bajo de toda la provincia. Se quedó en un 31,5%, frente al 48% de Lugo centro, el 58% de A Terra Chá, el 59% de A Mariña o el 57% de la Ribeira Sacra.

Un 6% más en la Ribeira Sacra

En el caso del turismo rural en la Ribeira Sacra, el comportamiento también fue bueno en agosto, con 4.097 viajeros y una subida interanual del 6%. En esta área hay 44 establecimientos de turismo rural abiertos en estos momentos y en conjunto disponen de 589 camas y dan empleo directo a 82 personas.