Renfe niega que la falta de personal incremente en el número de averías

Doscientos pasajeros se vieron afectados por los parones en el tren de Barcelona


monforte, a coruña / la voz

Doscientos pasajeros se vieron directamente afectados por los problemas técnicos que sufrieron este fin de semana los trenes que cubren la línea entre Galicia y Cataluña. En medio de un conflicto laboral provocado por la falta de personal en servicios como tracción o talleres, la dirección de Renfe asegura que los protocolos que se aplican en el mantenimiento del parque móvil ferroviario son igual de exigentes que siempre.

Estas últimas averías afectaron durante la noche del sábado al domingo al tren nocturno que iba a Barcelona y ayer de madrugada al que venía hacia Galicia.

En el primero iban 135 viajeros que no llegaron a ser transbordados por carretera porque la empresa envió una locomotora de repuesto a la localidad leonesa en la que el convoy se averió, pero que tienen derecho a una compensación económica por las casi dos horas de retraso con las que llegaron a su destino en Barcelona.

El segundo tren afectado sufrió la avería en Monforte, cuando a las ocho y media de la mañana de ayer tenía que salir en dos ramales distintos. El de Vigo partió sin ninguna incidencia, pero la máquina asignada al de A Coruña no funcionaba bien. Los 65 viajeros con destino a alguna de las estaciones de la línea Monforte-Lugo-A Coruña fueron trasladados en autobús. Los que tenían billete hasta A Coruña llegaron con cuarenta minutos de retraso, así que también tienen derecho a reclamar una compensación económica a la empresa.

Dos averías consecutivas afectan a doscientos usuarios del tren Galicia-Barcelona

Carlos Cortés, Dolores Vázquez
Fotografía de archivo dle interior del tren hotel entre Galicia y Cataluña, detenido en la estación de Monforte
Fotografía de archivo dle interior del tren hotel entre Galicia y Cataluña, detenido en la estación de Monforte

Renfe tuvo que transportar por carretera este lunes a los pasajeros que iban hacia Lugo y A Coruña

El tren hotel entre Cataluña y Galicia sufrió esta semana averías en dos días consecutivos que provocaron retrasos y en algunos casos obligaron a recurrir a autobuses para hacer llegar a los pasajeros a su destino. La sección ferroviaria del sindicato CGT asegura que se trata de un resultado más del adelgazamiento de determinados servicios en Renfe por falta de personal para atenderlos. La dirección de la empresa, por su parte, sostiene que se trata de una concatenación casual de averías, poco frecuente pero también inevitable. Doscientos viajeros se vieron afectados, en una de las semanas del año en las que este tren tiene más demanda.

Seguir leyendo

En la dirección de Renfe admiten que es poco frecuente que se sucedan averías de este tipo en la misma línea y en solo 24 horas. En todo caso, insisten en que se trata de una casualidad que no se puede atribuir a las necesidades de personal que puede haber en ningún centro de trabajo. «El mantenimiento en los trenes de Renfe está protocolizado, a tantos kilómetros se pasa tal revisión y se hace siempre cuando toca», insisten.

No opinan lo mismo algunos representantes de los trabajadores. Juan Francisco Sánchez Losada, de la sección ferroviaria de la CGT, cree que lo sucedido tiene que ver con el «deficiente mantenimiento derivado de la falta de plantilla en los talleres». El representante de esta central destaca que las incidencias que sufrieron estos dos trenes se producen en días de máximo tráfico de viajeros por la coincidencia con el puente de agosto. Y añade que «ao longo dos últimos meses veñen dándose incidencias de xeito puntual, pero habitual» y que existe un deficiente mantenimiento de las locomotoras 252, que atribuye a la falta de personal de ese servicio. CGT ferroviaria defiende en solitario en estos momentos un calendario de huelgas para protestar precisamente por la falta de personal en algunos servicios.

No había ninguna locomotora de reserva en la estación de Monforte

Cuando se produjo la avería del sábado por la noche en el tren hotel que iba a Barcelona. Renfe pudo solucionar el problema de la forma habitual, con el envío una máquina que sustituyó a la que estaba estropeada. La espera a que llegase la locomotora nueva y la maniobra de sustitución de la averiada supusieron un tiempo extra y los viajeros llegaron a Barcelona con un retraso considerable, pero en tren. En el caso de la incidencia que se produjo el lunes a primera hora de la mañana en Monforte con el ramal que se dirigía a la estación de A Coruña la empresa tuvo que recurrir al transbordo por carretera mediante un autobús.

En Monforte hay una base de maquinistas que operan buena parte de los trenes de mercancías que circulan por Galicia, así que existe también un depósito de locomotoras. Fuentes de los trabajadores apuntan que lo normal sería que en estas circunstancias hubiese en la estación de Monforte alguna máquina a la que se pueda recurrir para dar el relevo a la que se sufrió la avería.

No es un centro de reserva

En la dirección de la empresa admiten que se es el procedimiento habitual, pero que el de Monforte no es ningún centro de reserva que deba tener material rodante preparado para estas contingencias.

De manera que cuando hay locomotoras disponibles se utilizan si hacen falta, y cuando no las hay, como ocurrió este lunes por la mañana, a los pasajeros no les queda más remedio que seguir viaje por carretera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Renfe niega que la falta de personal incremente en el número de averías