La tala de árboles en Vilanova afecta a una zona incluida en la Red Natura

El permiso de la confederación era necesario en la zona en la que se hizo la corta

L. D.
MONFORTE / LA VOZ

Vilanova ayer al mediodía era un desierto. El tiempo no ayudaba. Tampoco el estado en que se encuentra ahora la entrada a esta socorrida área de ocio. La tala de árboles que se produjo el miércoles sigue envuelta en misterio. Además de ser una popular zona de baño, esta zona de la ribera del Cabe está protegida por la Red Natura. Las secuelas de la tala llaman la atención, más si cabe ahora que los usuarios habían construido improvisados accesos y asientos de madera junto al río.

De los árboles cortados quedan dos gruesos pies, junto a los que proliferan astillas producto del arrastre. Todas las ramas y el resto de escombros fueron a parar a la orilla del río y solamente un chopo sigue en pie, levemente inclinado y bastante próximo al cableado eléctrico. Al fondo hay dos fincas para las que podría resultar perjudicial la presencia de esos árboles.

La confederación hidrográfica contrató talas en zonas de ribera donde hay árboles secos o peligrosamente inclinados. No se sabe si esta fue la causa de la tala realizada en Vilanova. Este diario no ha podido contactar con la Confederación para saber si la autorizó. El concejal de Medio Ambiente, Miguel Tomé, no disponía ayer de más datos de los publicados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La tala de árboles en Vilanova afecta a una zona incluida en la Red Natura