El tráfico en una sola dirección se aplicará en más calles de Monforte

La reorganización en Veiguiña se extenderá a Germán Vázquez y Manuel María


monforte / la voz

Las cuestiones de tráfico en Monforte son palabras mayores. Puede parecer chocante en una población de sus dimensiones, pero es así. Los políticos locales lo han interiorizado y miden con lupa cualquier cambio. La Policía Local concluyó en el 2007 un informe que advertía de la necesidad de aplicar un solo sentido en el tráfico en varias calles. En todas ellas, el estacionamiento a ambos lados no dejaba espacio en la calzada para que pudiesen cruzarse dos vehículos. Doce años después, comienzan a aplicarse las primeras soluciones.

Desde finales del pasado mes de junio, la calle Veiguiña tiene un solo sentido para el tráfico. El Ayuntamiento no anunció oficialmente los cambios que delataba la señalización horizontal renovada tras las obras de asfaltado. Posiblemente buscaba esquivar así una controversia que daba por hecho que se produciría. Hubo cierto runrún entre el vecindario los primeros días y frecuentes infracciones entre los conductores.

Pero solo un par de semanas después da la sensación de que nunca se circuló de otra manera. De poner alguna pega, los vecinos de la calle donde tiene su sede la Agencia Tributaria se quejan de la generosidad en la anchura de los estacionamientos. «Deixáronlle espazo de máis aos dous lados, hai case tanta anchura como a que quedou na calzada», apunta uno de ellos.

Esta experiencia anima al gobierno municipal a implantar el sentido único en el tráfico en otros lugares céntricos donde existe ese mismo problema. Aunque no hay fecha fija, el alcalde confirma que se aplicará esa misma medida Historiador Germán Vázquez, entre las calles Central y Estrella, y Manuel María, detrás de los centros comerciales de la calle Chantada-. Tomé dice que el cambio en Veiguiña «foi un acerto» y da por sentado que la dirección única también hará «máis cómoda e segura» la circulación en esas dos calles.

En el caso de Germán Vázquez, el debate sobre la regulación del tráfico viene de lejos. Durante la etapa de Severino Rodríguez en la alcaldía se sucedieron las iniciativas de la oposición municipal para que se suprimiese la circulación en doble sentido. En el año 2007, en la recta final de su primer mandato, la Policía Local presentó el informe que planteaba un único sentido para el tráfico en esta calle. Los vehículos solo podrían entrar desde Roberto Baamonde y dirigirse hacia la calle Estrella.

A petición del vecindario

La propuesta quedó aparcada entonces a la espera de una «consulta con los vecinos» cuyos resultados nunca trascendieron. En la calle Castelao, entre O Reboredo y Francisco Moure, fueron los propios residentes los que pidieron en el 2014 que el tráfico pasase a tener sentido único. En vista de esa circunstancia, el anterior gobierno local no tuvo reparos en aplicar la medida.

El Ayuntamiento no entra ahora en detalles, al menos de momento, sobre la reorganización del tráfico en las calles Germán Vázquez y Manuel María, aunque en el primer caso lo más previsible es que se sigan las pautas que planteó en su momento la Policía Local. Con anterioridad, se llevó a cabo una modificación similar en las calles situadas en el entorno del instituto de enseñanza secundaria Río Cabe. También allí la circulación en doble sentido era incompatible con el estacionamiento en ambas márgenes. No hubo, por cierto, comunicado a la prensa.

«Imos ordenar a circulación igual que fixemos coas terrazas», afirma el alcalde

El barrio de Cobas también plantea un cuello de botella para el tráfico a su entrada por la calle Ourense. Aquí el problema no tiene que ver con el espacio ocupado por los estacionamientos. Es la estrechez de la calzada la que impide que dos vehículos puedan circular a un tiempo en ambas direcciones. Con motivo de las últimas obras de asfaltado, algunos vecinos plantearon la conveniencia de aplicar el sentido único para el tráfico en ese punto. No le faltaban argumentos: la calle no tiene aceras y confluye con el acceso a la guardería municipal. De momento, el Ayuntamiento instaló un reductor de velocidad en ese lugar.

Cerca de allí, en la calle Pantón, el tráfico en doble sentido es más teórico que real. Pese a que la señalización horizontal indica que se puede circular en dirección a las calles Ourense y Fontecha, uno de los dos carriles suele estar ocupado por turismos y camiones que lo utilizan como estacionamiento.

Desde la llegada de los socialistas al gobierno local en el 2015, no existe una delegación de Tráfico propiamente dicha. Estas competencias entraban en el área de Urbanismo, que llevó el alcalde en los últimos cuatro años y que se reserva en un nuevo mandato municipal que compaginará con la presidencia de la Diputación.

Tomé ya fue concejal de Tráfico entre los años 2003 y 2007, cuando los socialistas entraron en el gobierno de coalición que encabezaba el BNG. Ahora con mayoría, parece dispuesto a abordar soluciones en este terreno siempre pantanoso. «Igual que ordenamos as terrazas, imos ordenar o tráfico», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El tráfico en una sola dirección se aplicará en más calles de Monforte