Agricultura Ecolóxica descarta trasladar su sede a Expolemos

El Craega decidirá si sigue en Monforte cuando se constituya la Diputación

Edificio Expolemos, antigua sede de la fundación comarcal y ahora propiedad municipal
Edificio Expolemos, antigua sede de la fundación comarcal y ahora propiedad municipal

MONFORTE / la voz

El Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) tiene sobre la mesa una propuesta de cesión del edificio Expolemos, antigua sede de la fundación comarcal y escenario durante los últimos tres años de un programa de apoyo a emprendedores. El Ayuntamiento ofreció estas instalaciones al Craega a raíz del traslado de parte del personal al pazo de Quián, situado en las proximidades de Santiago y propiedad de la Xunta. Agricultura Ecolóxica funciona en Monforte desde la creación en 1997 del consejo regulador, pero las dependencias que ocupa actualmente en el bajo del multiusos ya no satisfacen sus necesidades de espacio.

El presidente del Craega, Francisco Valladares, trasladó hace más de un año esta problemática al alcalde de Monforte, José Tomé. La cesión de nuevas dependencias en el multiusos está descartada. Tomé no está por la labor de desalojar a las asociaciones que ocupan los locales de la planta baja y el consejo regulador no ve en esa alternativa una solución de futuro.

Agricultura Ecolóxica propuso hace meses a la Diputación de Lugo que le ceda como sede la finca del pazo de Tor y las antiguas instalaciones del centro cinegético y piscícola de Galicia, sin uso alguno desde su disolución en el año 2011. Aún no recibió respuesta y tampoco parece que un hipotético acuerdo pueda cristalizar a corto plazo.

Tomé, que ahora aspira a la presidencia de la Diputación, trató de resolver el problema de la falta de espacio en el multiusos con la propuesta de cesión de Expolemos al Craega. La Xunta devolvió la titularidad del edificio del Ayuntamiento en el 2014 y dos años después se llegó a un acuerdo para que acogiese temporalmente uno de los viveros de empresas que impulsa la Consellería de Economía. La oferta, sin embargo, no acaba de seducir a Agricultura Ecolóxica. «Non o vemos como unha saída de futuro. Para ter só outras oficinas podemos ir a calquera sitio», dice el presidente.

Propuesta más ambiciosa

La propuesta que planteó Valladares a la Diputación es bastante más ambiciosa. El Craega aspira a poner en marcha en Tor una finca experimental para la realización de ensayos con distintos cultivos ecológicos, en colaboración con varias empresas del sector que estarían interesadas en participar. El problema, como casi siempre, es de carácter económico. Hasta ahora, la Diputación veía con recelo el proyecto por su elevada cuantía. Según fuentes del organismo provincial, rondaría los dos millones de euros. Un coste lo suficientemente importante como para dejar a un lado las prisas.

El presidente de Agricultura Ecolóxica matiza esta cuestión. «Ese investimento sería a cinco ou seis anos vista. Nun primeiro momento, chegarían 800.000 euros», precisa. Con esa dinero se podrían acondicionar las dependencias que ocuparía el consejo regulador y proceder al desbroce y cierre de la finca, cuya superficie ronda las doscientas hectáreas. «Penso que a nivel de imaxe sería bo para nós e para o pazo de Tor. Cando se constitúa a nova Deputación, solicitaremos unha entrevista co presidente e veremos que se fai finalmente», añade Valladares.

Un proyecto que Tomé no conoce en profundidad, pero sobre el que podría tener que decidir

El alcalde considera que Expolemos sería una ubicación ideal para el Craega. «Ten máis facilidades para estacionar e podería ser un bo escaparate para xente de fóra de Galicia que pasa pola N-120», argumenta. Desde el Craega señalan, por el contrario, que el edificio está muy aislado y que el coste de mantenimiento sería muy alto. Tomé está abierto, en todo caso, «a estudar calquera outra posibilidade». Respecto a la cesión de Tor, prefiere pasar de puntillas. «Non coñezo os detalles da proposta», señala.

Si se cumplen sus aspiraciones a presidir la Diputación, será paradójicamente el que deba decidir en última instancia sobre la propuesta que trasladó Agricultura Ecolóxica a Darío Campos. El alcalde resta trascendencia al anuncio sobre la posible marcha del Craega, que ya amagó en otras ocasiones con dejar Monforte. La diferencia es que en esta ocasión tres técnicos ya comenzaron a trabajar en el pazo de Quián, donde ya funcionan los consejos reguladores de Queixo de Tetilla, Mel de Galicia y Augardente de Galicia.

Que se le den a alguien

La asociación monfortina Prodeme, dedicada a la integración sociolaboral de las personas con discapacidad, pugna desde hace ocho años por conseguir la cesión de la finca de Tor con el fin de ampliar la explotación ganadera que puso en marcha en la zona de As Lamas. Su gerente, Julio Cortiñas, entiende el interés del Craega. «O importante é que lla deixen traballar a alguén. Non pode ser que a mellor finca da Terra de Lemos estea desaproveitada», dice Cortiñas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Agricultura Ecolóxica descarta trasladar su sede a Expolemos