Los veterinarios optan por sacrificar al perro que fue tiroteado en Sober

Medio Ambiente espera al informe policial para presentar denuncia por lo ocurrido


monforte / la voz

El perro herido de un disparo de escopeta en una aldea de Sober fue sacrificado ayer. Los especialistas que lo atendían en el hospital veterinario Rof Codina recomendaron optar por la eutanasia tras constatar la gravedad de las heridas que presentaba. Mientras tanto, la Consellería de Medio Ambiente está a la espera de que los agentes del Seprona que investigan el caso terminen el informe que podría señalar sospechosos de la agresión.

El perro fue tiroteado el domingo en Nogueira, un barrio de la parroquia de Amandi. Ese mismo día alguien avisó al 112 de lo que había pasado y el Ayuntamiento envió personal de Protección Civil, que no pudo encontrar al perro. Agentes del Seprona de la Guardia Civil dieron con él el martes. Estaba consciente y tumbado junto a la puerta de entrada de la que se supone que es la casa en la que vive su dueño, que en ese momento no se encontraba allí. Agentes de la Consellería de Medio Ambiente acudieron para llevárselo y lo trasladaron al hospital veterinario Rof Codina.

La Guardia Civil investiga si el perro fue tiroteado por su propio dueño después de que un vecino se quejase de que le había matado unas gallinas. Según esta versión, fue el vecino el que le cedió al propietario la escopeta de caza con la que este dejó malherido al can.

El perro llegó con vida el martes a Lugo, donde los veterinarios del Rof Codina lo alimentaban con suero. Además de la herida de arma de fuego, el animal presentaba síntomas de deshidratación. El tiro le había destrozado la boca, lo que le impedía comer o beber.

Después de hacerle un reconocimiento en profundidad, los especialistas que se encargaban de él en el Rof Codina recomendaron aplicarle la eutanasia. Tenía destrozada la lengua y la mandíbula y el maxilar del lado derecho y gravemente afectada la tráqueta. De haberlo mantenido con vida, habría que alimentarlo con una sonda de forma permanente.

La Consellería de Medio Ambiente está a la espera de dos informes para presentar una denuncia judicial por lo sucedido. El primero tiene que contener el resultado de la necropsia que es preciso realizarle al cuerpo del animal, para determinar de forma científica las causas de la muerte y la naturaleza de las heridas que presentaba. Y el segundo es el atestado que están preparado los guardias del Seprona que encontraron al animal malherido y que investigaron sobre el terreno para tratar de determinar cómo se produjo el suceso. Si este último informe señala confirma la hipótesis de que el autor del disparo es el dueño del perro y que la escopeta se la prestó un vecino, la consellería incluirá sus nombres en la denuncia.

En la Consellería de Medio Ambiente sostienen que se trata de un caso grave de maltrato animal, tanto por las características de la agresión como por los resultados.

Colectivos en defensa de los animales reclaman una respuesta al Ayuntamiento

Dos colectivos en defensa de los animales hicieron público el miércoles un comunicado en el que califican de «salvajada» lo sucedido con este perro. Portavoces de la asociación animalista Libera y la Fundación Franz Weber reclaman a las autoridades contundencia con quienes resulten ser responsables de lo sucedido y recuerdan que estos hechos son perseguibles tanto por la vía penal como por la administrativa, la primera con condenas de hasta un año de cárcel y la segunda con multas de hasta 30.000 euros. Estas asociaciones aplauden, en todo caso, el trabajo desarrollado en este caso por los agentes del Seprona y los especialistas de la Consellería de Medio Ambiente que se ocuparon del asunto.

Estas dos entidades reclaman además al Ayuntamiento de Sober que «se ponga las pilas en materia preventiva» y recuerdan que desde el año 2007 se han producido en este municipio al menos otros dos episodios de maltrato animal «de extrema crueldad», los dos con perros como víctimas. Los casos que citan se produjeron en el 2007 y en el 2018.

Campañas de sensibilización

Libera y la Fundación Franz Weber creen que el Ayuntamiento debería poner en marcha campañas de sensibilización dirigidas a los vecinos sobre buenas prácticas en «cuidados, convivencia y respeto hacia los animales con el objetivo de evitar» este tipo de sucesos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los veterinarios optan por sacrificar al perro que fue tiroteado en Sober