Veinte bodegas ya confirmaron que estarán en el Festival do Viño

Tomé destaca la sintonía con el sector y anuncia que la compra de puestos propios

El montaje de las últimas ediciones será sustituido por unas nuevas casetas de propiedad municipal
El montaje de las últimas ediciones será sustituido por unas nuevas casetas de propiedad municipal

MONFORTE / la voz

Primera toma de contacto con vistas a la celebración del Festival da Ribeira Sacra de Monforte tras la polémica entre el alcalde, José Tomé, y el presidente del consejo regulador, José Manuel Rodríguez, en plena campaña electoral. Tomé se reunió a última hora del martes con bodegueros interesados en participar en la muestra conjunta de la denominación de origen que tendrá lugar los días 5, 6 y 7 del próximo mes de julio en el paseo del Malecón.

Según la información municipal, al encuentro acudieron representantes de catorce de las veinte bodegas que a estas alturas ya confirmaron su presencia en el festival a la empresa responsable de la organización. Hay otros tres bodegueros que están valorando la posibilidad de acudir, por lo que la participación estará previsiblemente en la línea de las anteriores ediciones.

A través de un comunicado, el alcalde señala que existe una «sintonía total» para mantener el formato de la muestra vitícola recuperada en el verano del 2017. Todas las partes implicadas en la organización comparten, según explica, «o mesmo obxectivo de promoción do viño, da Ribeira Sacra e de Monforte». En la reunión con los bodegueros salieron a relucir, por otro lado, «propostas para ir mellorando de cara ao futuro aspectos que beneficien ao turismo en xeral e, polo tanto, tamén ao sector do viño».

Representantes de la empresa Las Mary Poppins, encargada de la organización del festival, acompañaron al alcalde en la reunión que se desarrolló en el salón de plenos. Los bodegueros recibieron información sobre los detalles de la próxima muestra vitícola y de la campaña promocional que se llevará a cabo en las semanas previas.

Avance del cartel

También tuvieron ocasión de ver un avance del cartel elegido para anunciar esta tercera edición, cuyo diseño definitivo se dará a conocer en los próximos días. Con posterioridad, se hará público el programa de actos del Festival do Viño da Ribeira Sacra de Monforte y los datos relativos a su financiación.

El Ayuntamiento citó a las bodegas en el salón de plenos por mediación de la empresa organizadora. José Manuel Rodríguez también estaba invitado a participar en la reunión, a la que no acudió finalmente. Tras polemizar con Tomé por la financiación de las últimas ediciones, el consejo regulador emitió un comunicado en el que se compromete a colaborar en los aspectos organizativos del festival.

Este pronunciamiento se produjo a petición de un grupo de bodegas que discrepan del distanciamiento del consejo regulador respecto a la muestra conjunta que se recuperó en Monforte después de quince años en los que nadie se había decidido a organizarla. El coste de esta nueva edición correrá a cargo, por vez primera del presupuesto municipal.

Tomé avanzó en la campaña electoral que uno de sus objetivos para el nuevo mandato, en el que dispondrá de mayoría absoluta, será la consolidación de la muestra vitícola que se celebra en Monforte. En la reunión con los bodegueros les avanzó que en esta edición estrenarán unos nuevos puestos en madera adquiridos en propiedad por el Ayuntamiento. Según indicó el alcalde, el alquiler del montaje de las anteriores ediciones tenía un coste muy elevado y el gasto en las nuevas casetas se podrá amortizar en poco tiempo.

«Una oficina de información en medio de un pasillo no atrae turismo de calidad»

Lo que es bueno para el turismo beneficia también al sector del vino Y viceversa. El comunicado municipal sobre la reunión con los bodegueros para preparar el Festival do Viño dice que también se pusieron sobre la mesa «propostas para ir mellorando de cara ao futuro» la promoción turística de Monforte y de la Ribeira Sacra. Aunque no detalla cuáles fueron esas propuestas, desde el sector confirmaron algunos de los aspectos que consideran mejorables. Y uno de ellos es la imagen que ofrece la oficina de turismo.

Desde su creación hasta julio del 2011, funcionó en las dependencias anexas al Colegio del Cardenal que ahora ocupa la oficina de rehabilitación. Los servicios de turismo fueron trasladados ese año a su actual ubicación en el Centro do Viño da Ribeira Sacra. En este nuevo emplazamiento carece de un local propiamente dicho. El punto de información se sitúa en la entrada al edificio y a un lado del pasillo, en el espacio disponible entre la puerta de la vinoteca y la escalera que conduce a la primera planta.

El mensaje que dejaron caer a Tomé algunos de los bodegueros que asistieron a la última reunión es que no se puede potenciar un turismo de calidad «con la oficina de información en medio de un pasillo». El alcalde dijo que se están estudiando alternativas para corregir esta situación. Los servicios de turismo forman parte de la concesión del Centro do Viño, que debería haber salido a concurso hace más de un año. El nuevo contrato incluirá por vez primera la gestión de las visitas a la torre del Homenaje.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Veinte bodegas ya confirmaron que estarán en el Festival do Viño