La Xunta niega que Monforte pierda ayudas por un trasfondo político

Responde a Tomé que otros municipios del PSOE las tienen por cumplir los requisitos


monforte / la voz

La Xunta niega que existiese algún tipo de «condicionante político» en la denegación de la solicitud de ayuda que presentó el Ayuntamiento de Monforte para reformar el parque Doutor López Suárez. «Tanto Monforte como outros municipios gobernados polo PSOE son beneficiarios das axudas de Vicepresidencia cando cumpren e xustifican correctamente os criterios de valoración das subvencións autonómicas», precisa a través de la delegación territorial de Lugo.

Frente a las quejas del Ayuntamiento por la «falta de información» sobre los motivos por los que fue denegada su solicitud, la Xunta señala que no alcanzó la puntuación mínima y hace hincapié en que «os criterios de valoración destas axudas autonómicas son coñecidos desde o momento da convocatoria».

El Ayuntamiento dio a conocer el pasado viernes que la propuesta de subvención había sido rechazada sin que se concretasen más detalles sobre cómo se había valorado. El proyecto de reforma del parque Doutor López Suárez está presupuestado en 40.000 euros y se pidió a la Xunta una subvención por importe de algo más de la mitad. Desde la óptica municipal, la negativa de la administración autonómica constituye un «claro acto de escurantismo político».

La delegación territorial, por el contrario, subraya que los criterios que rigen para la concesión de estas subvenciones «aparecen determinados dun xeito obxectivo na respectiva orde de convocatoria». «Corresponde aos concellos solicitantes xustificar correctamente cada un destes puntos e elaborar o proxecto técnico correspondente adaptado aos criterios para obter a subvención, algo que o Concello de Monforte non fixo adecuadamente», puntualiza.

Otros alcaldes socialistas

En su respuesta, la administración autonómica detalla que otros ayuntamientos lucenses gobernados por el PSOE -entre los que cita a Ribas de Sil, Ourol, Viveiro y Láncara- obtuvieron las ayudas «previa xustificación correcta dos criterios de valoración».

Otra prueba de la ausencia de condicionantes políticos sería, según indica la Xunta, que Monforte figura entre los municipios beneficiarios de la orden de ayudas para mejora de infraestructuras públicas convocadas también por Vicepresidencia. En este caso, la consellería cubrió el 70% del coste de las obras de acondicionamiento de los accesos a la sede del instituto de la construcción Val de Lemos, con un coste total de 26.000 euros. En años anteriores, este departamento también subvencionó a petición del Ayuntamiento la reforma de la entrada al cementerio.

La Xunta sostiene, por otro lado, que la remodelación de los parques infantiles es una competencia municipal y que por ello «non debe sorprender que o Concello de Monforte diga que continuará con esta obra achegando fondos propios». «Á Xunta si lle sorprende que si a mellora deste parque infantil é unha obra tan prioritaria para o goberno municipal de Monforte, e ademais te un custe bastante asumible, non a teña acometido con anterioridade», concluye la delegación territorial.

En su respuesta, la Xunta indica que la petición de Monforte queda en lista de espera por si hay destinatarios de las ayudas que renuncian finalmente a realizar los proyectos para los que las solicitaron. El Ayuntamiento ya avanzó que está dispuesto a asumir el cien por cien del coste de la reforma del parque Doutor López Suárez.

Desencuentros en el anterior mandato con el Gobierno gallego

En el mandato anterior, Tomé polemizó más de una vez con la Xunta por el rechazo de peticiones municipales o la concesión de asignaciones muy por debajo de las expectativas municipales. Algunas de estas controversias pudieron solventarse finalmente. Otras siguen todavía sin zanjarse. En todos los casos, el alcalde culpó al Gobierno gallego de actuar con criterios partidistas. Las diferencias más sonadas figuran a continuación.

La depuradora del puerto seco. Abiga aún estaba interesada en instalarse en el puerto seco cuando los socialistas llegaron al gobierno local. No podía hacerlo por la ausencia de saneamiento. Tomé protagonizó un largo tira y afloja con la conselleira de Infraestruturas. El cruce de acusaciones desembocó en la firma de un convenio por el que se repartieron los gastos de la instalación de una pequeña depuradora.

Las ayudas al área de rehabilitación. Los socialistas pusieron el grito en el cielo cuando en el año 2015 Monforte recibió menos fondos que Sober para la zona ARI. La Xunta argumentó entonces que el dienero asignado a Monforte no se gastaba.

Una declaración pendiente para la Feira Medieval. Hasta el año 2023, la Feira Medieval no podrá optar a la declaración de fiesta de interés turístico. La Xunta denegó la petición que le trasladó el Ayuntamiento en el 2018. Los plazos pueden adelantarse si el evento reúne ciertas condiciones, pero Turismo de Galicia consideró que no se daban en Monforte. Tomé calificó de «provocación política» la negativa de la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta niega que Monforte pierda ayudas por un trasfondo político