Los alumnos del colegio Escolapios se inician en la agricultura ecológica

El centro cultiva un huerto y un invernadero con el apoyo de Voz Natura


MONFORTE / LA VOZ

Familiarizar al alumnado con el cultivo sostenible de los productos hortícolas es uno de los fines de las actividades organizadas durante este curso en el colegio Escolapios de Monforte dentro del programa de educación ambiental Voz Natura. El centro dispone desde hace tiempo de un huerto escolar y durante el curso pasado construyó además un invernadero para facilitar estas actividades. El cultivo se lleva a cabo con los métodos propios de la agricultura ecológica y para regar los terrenos se aprovecha el agua de lluvia, recogida en un bidón que fue instalado junto al pabellón deportivo.

Los alumnos de educación infantil ya tuvieron ocasión de probar las lechugas que ellos mismos plantaron en el huerto. Una vez recogidas, pudieron llevárselas a sus casas. En el invernadero se cultivan al mismo tiempo fresas y tomates. A la entrada del parque de juegos para los alumnos de infantil se está habilitando por otra parte un emparrado para cultivar kiwis. Para el curso próximo está previsto diversificar los cultivos con nuevas variedades, según explica María Palacios, coordinadora de estas actividades. Coincidiendo con el Día del Árbol, además, en el recinto del colegio se plantó un cerezo.

Las actividades encuadradas en Voz Natura en el colegio Escolapios tienen también el objetivo de fomentar el reciclaje y el aprovechamientos de residuos. Los alumnos utilizaron neumáticos desechados para fabricar macetas. Los estudiantes de ESO, por otro lado, han empleados plásticos y cartones usados para realizar maquetas de aviones y otros objetos a la vez que trabajaban en el aprendizaje de los planes dentro del área de tecnología.

Por otro lado, el colegio dispone desde hace un par de semanas de veintidós papeleras para separar residuos que fueron colocadas en diferentes rincones del centro educativo a fin de que sean utilizadas en la mayor medida posible.

El reciclaje de los materiales de desecho se fomenta con diferentes iniciativas

Actividades basadas en el principio de las tres erres y una visita a Atapuerca

El principio medioambiental de las tres erres -reducir, reutilizar y reciclar- ha servido de base en el colegio Escolapios para una amplia serie de actividades desarrolladas por los alumnos de primero y segundo de ESO que comprenden la realización de maquetas de ecosistemas, juegos de mesa y otros trabajos de manualidades, utilizando siempre materiales de desecho.

Por otra parte, las actividades de educación ambiental del centro monfortino comprendieron una visita a la mina Esperanza, en la célebre sierra burgalesa de Atapuerca, donde los alumnos de primer curso de ESO tuvieron ocasión de participar en talleres de pintura rupestre y de preparación de huesos. Los responsables del colegio consideran que el conocimiento de las culturas prehistóricas puede ser un apoyo importante para la educación ambiental.

Una excursión a Lodoselo

Los alumnos de primero de primaria también realizaron una excursión dentro de este mismo programa. En este caso, al centro de desarrollo rural de O Viso, en la localidad de Lodoselo -del municipio ourensano de Sarreaus-, donde pudieron asistir a talleres de reciclaje de papel y de elaboración de pan con métodos artesanales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los alumnos del colegio Escolapios se inician en la agricultura ecológica