Agricultura Ecolóxica solicita la cesión de la finca del pazo de Tor

La sede se trasladará de Monforte a Santiago si no hay acuerdo con la Diputación

Terrenos del pazo de Tor donde el Craega quiere abrir una centro experimental
Terrenos del pazo de Tor donde el Craega quiere abrir una centro experimental

MONFORTE / la voz

Monforte podría dejar de ser sede del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega). El traslado de parte del personal al pazo de Quián, próximo a Santiago y propiedad de la Xunta, está decidido y tiene el beneplácito de la Consellería de Medio Rural. El espacio que ocupa en el multiusos se queda corto y el edificio no brinda alternativas para resolver el problema. La continuidad del Craega pasa ahora por un acuerdo con la Diputación de Lugo para que pueda utilizar instalaciones y terrenos sin uso del pazo de Tor. La propuesta está sobre la mesa, pero de momento no tuvo respuesta.

La sede de Agricultura Ecolóxica de Galicia está en Monforte desde el año 1997, cuando se constituyó formalmente el consejo regulador. En un principio, ocupó la primera planta del edificio de la plaza de abastos. Con posterioridad se mudó al torreón de la cárcel vieja, donde las limitaciones de espacio también eran notorias. En el 2007, ya en la ubicación actual del edificio multiusos, el Craega amagó por vez primera con marcharse.

Al entonces presidente, Gabino Vázquez, le había molestado que Medio Rural propusiese de forma unilateral llevar las instalaciones al antiguo centro comarcal Expolemos o, en su defecto, al Centro de Formación Agroforestal. Al final, el traslado quedó en nada y el Craega siguió ocupando las dependencias del edificio multiusos que le había cedido el Ayuntamiento.

Visto bueno de la Xunta

La situación, sin embargo, se ha vuelto difícilmente sostenible por el crecimiento del consejo regulador. Y hay un nuevo matiz no menos importante: la consellería respalda el traslado al pazo que posee la Xunta cerca de Santiago, donde ya tienen su sede los órganos rectores de Queixo de Tetilla, Mel de Galicia y Augardente de Galicia.

Los dos técnicos que se encargan de la certificación de las fincas acogidas al Craega y la responsable del área de promoción van a comenzar a trabajar en el pazo de Quián, en el que funciona un centro de formación y experimentación agroforestal dependiente de la consellería.

El presidente de Agricultura Ecolóxica, Francisco López Valladares, es partidario de frenar el traslado definitivo. «O Craega naceu en Lugo e a metade da produción está nesta provincia. Se imos defender o rural, non se pode deixar sen nada zonas do interior como Monforte», afirma.

López Valladares planteó hace más de un año al alcalde, José Tomé, las limitaciones de espacio del multiusos. Tomé le dijo que las otras dependencias disponibles estaban cedidas a asociaciones y que no podía ponerlas en la calle. El Craega buscó entonces una solución alternativa y surgió la idea de solicitar a la Diputación la cesión de la finca y las instalaciones del extinto centro cinegético y piscícola. Seis meses después, siguen sin recibir una respuesta.

La propuesta del Craega plantea el aprovechamiento de la finca de Tor para la experimentación de la producción ecológica de castaños, olivos y miel. Según su presidente, hay varias empresas del sector dispuestas a implicarse en el proyecto si la Diputación cede los terrenos. «O noso desexo sería quedarnos en Monforte, pero se non temos apoio non vai quedar outra saída que marchar», señala.

Una inversión «moi cuantiosa» que obliga a pensárselo antes

La asociación Prodeme, dedicada a la integración sociolaboral de las personas con discapacidad intelectual, batalla desde hace nueve años por poder aprovechar las doscientas hectáreas de la finca de Tor y ampliar así la explotación ganadera que gestiona en Monforte. Los terrenos del pazo permanecen sin uso desde el 2011, cuando los escándalos sobre su contabilidad forzaron la disolución del centro cinegético y piscícola de Galicia.

Agricultura Ecolóxica se postula ahora para obtener la cesión de la finca con un proyecto muy ambicioso. Tanto que la Diputación se piensa su respuesta. «A dispoñibilidade para colaborar co Craega é total, pero estamos a falar dunha petición moi cuantiosa e aínda hai que matizar algunhas cousas», detallan desde el organismo provincial.

La Diputación no concreta cuál sería su aportación económica al proyecto que pretende desarrollar el Craega en Tor. La inversión rondaría en total los dos millones de euros, destinados mayoritariamente al centro de cultivos experimentales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Agricultura Ecolóxica solicita la cesión de la finca del pazo de Tor