Iglesias ya pilota en el desierto

El monfortino comenzó esta madrugada el Morocco Desert Challenge


monforte / la voz

Llegó el día señalado en el calendario para el piloto monfortino del Radikal Sober, Eduardo Iglesias. Hoy comenzó a las cinco de la madrugada su participación en el Morocco Desert Challenge, la segunda prueba más importante del mundo después del Rally Dakar. El piloto monfortino afronta una semana intensa, en la que recorrerá un total de 3.000 kilómetros en ocho etapas, que discurrirán en su totalidad por el desierto del Sáhara.

En esta primera etapa, Iglesias tomó la salida en Agadir en la costa este. Acometerá 240 kilómetros de enlace y otros 250 de etapa cronometrada. Esta etapa finalizará en la ciudad de Abetteh. Esta prueba en suelo africano finalizará el próximo día 20 en la otra costa de Marruecos en Saidia -esta localidad está muy cerca de Melilla-.

Desde Agadir, Eduardo Iglesias explica la razón por la que participa en el Morocco Desert Challenge. «El objetivo que tiene mi presencia aquí es continuar la preparación de cara al Dakar 2020, porque esta prueba viene a ser como un mini Dakar, tanto por el número de etapas como por los kilómetros que se recorren», indica Eduardo Iglesias.

Medir la resistencia

El piloto monfortino quiere ver hasta donde llega su resistencia en el apartado físico. Asimismo, quiere familiarizarse con el apartado de aprendizaje en la navegación, algo fundamental en este tipo de carreras.

Eduardo Iglesias es uno de los tres pilotos españoles que compiten en esta prueba. Los otros dos son Joan Pedrero y Joan Campdera. En esta edición del Morocco Desert Challenge participan un total de 555 vehículos. Son 1.051 pilotos de 36 nacionalidades.

Eduardo Iglesias ya es todo un especialista en este tipo de pruebas. El último trimestre del año pasado disputó el Marruecos X-Treme, una prueba en la que acometió un total de 3.800 kilómetros. Cada día, el piloto monfortino recorrió una media de 600, lo que supuso unas catorce horas encima de la moto.

Iglesias es un apasionado del motociclismo, y lo demuestra el hecho de que comenzara a competir con apenas 12 años. La primera gran alegría se la llevó con la consecución del campeonato gallego júnior. Por lo que respecta a campeonatos internacionales, el monfortino participó en el Seis Días de Enduro de Portugal.

En la primavera del 2018 cumplió uno de sus sueños: competir en el Rally Merzouga Dakar Series. Aquí, Iglesias recorrió más de 1.000 kilómetros, repartidos en un total de seis etapas. Aguantó temperaturas de 40 grados en pleno desierto. Con su Yamaha 450 acabó en el puesto 52 en una carrera en la que participaron más de cien pilotos.

Su próxima gran cita será el Dakar 2020 para el que trabaja tanto en el apartado de preparación como en el económico. Eduardo Iglesias necesita recaudar 70.000 euros para asegurar su participación. Cuando acabe el Morocco Desert Challenge, el monfortino comenzará a recaudar fondos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Iglesias ya pilota en el desierto