Los vinos rosados llaman a la puerta de las bodegas en Amandi

Investigadores y enólogos divulgan sus experiencias para impulsar este tipo de elaboraciones


MONFORTE / LA VOZ

El centro sociocultural de Sober acoge este martes desde primera hora de la mañana una jornada sobre los vinos rosados gallegos y sus mercados potenciales que organizan la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal) y la Estación de Viticultura e Enoloxía de Galicia (Evega). Forma parte de los actos previos a la celebración de la Feira do Viño de Amandi, subzona de la denominación de origen pertenece Adega Malcavada, una de las pioneras en la elaboración de rosados en Ribeira Sacra. «Trátase de viños máis versátiles e cunha penetración máis doada nos consumidores mozos», señalan desde Agacal. Vinos exclusivamente de uvas tintas que fermentan sin los hollejos, dos características que los diferencian del tradicional clarete y a las que deben su ligereza y escaso color.

Los organizadores echan mano de las estadísticas para justificar la oportunidad de esta jornada. Según un reciente informe de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), el consumo de rosados experimentó a nivel global un incremento del 20% desde el año 2002. La previsión para los próximos años apunta a que la demanda crecerá en torno a un 7%, frente al 4% de aumento al que se calcula que podrían llegar las ventas de vinos tintos y blancos.

Los datos corresponden al mercado internacional. Un detalle que explica que hasta la fecha solo seis de las más de noventa bodegas de la denominación de origen se hayan decidido a dar el salto a los rosados y en cantidades todavía testimoniales. «Hai moita demanda externa, sobre todo nos Estados Unidos. En España son viños que funcionan ben en Madrid e na zona mediterránea. No caso do mercado galego, a comercialización vai máis lenta», apunta Evaristo Rodríguez, de Adegas Moure, una de las bodegas de Ribeira Sacra que ha apostado de forma más decidida por este tipo de elaboraciones.

En Galicia, el sector de la distribución todavía es algo reticente a la comercialización de este estilo de vinos. De rosados se mueven pequeños volúmenes, lo que implica a su vez menores márgenes de negocio. Como contrapartida, la demanda se centra en tiendas especializadas y restaurantes que cuidan especialmente sus cartas de vinos. Es un detalle que no pasa desapercibido para las bodegas. «Hoxe é moi importante diversificar a oferta de viños. Non se poden perder de vista outros perfís de consumo diferentes dos habituais, sobre todo entre xente que pode catalogarse de punteira», opina Evaristo Rodríguez.

No solo de mencía

Abadía da Cova elabora rosados de mencía, caíño tinto y merenzao. Son algunas de las variedades de cultivo tradicional en Galicia con las que están experimentando en Evega para determinar su potencial con vistas a la elaboración de rosados. Dos investigadores del centro ubicado en Leiro hablarán de ello en la jornada incluida en los actos del Mes do Amandi. También expondrán sus experiencias los enólogos de algunas de las bodegas que comercializan este tipo de vinos.

Entre ellos figuran Ignacio Álvarez, de Abadía da Cova, y Luis Buitrón, de Malcavada, la única bodega que al menos de momento se atreve con los rosados en Amandi. Para ella, y para el esto de elaboradores que comercializan estos vinos, 2018 será la primera añada en la que podrán etiquetarlos con el sello de la denominación de origen. Tras una reciente modificación del reglamento, Ribeira Sacra también es tierra de rosados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los vinos rosados llaman a la puerta de las bodegas en Amandi