La jornada única en el Colexio Novo encarecerá el contrato del bus urbano

Será precisa otra línea para que los alumnos de A Gándara no salgan perjudicados


monforte / la voz

A la quinta fue la vencida. Las familias del Colexio Novo decidieron en una reciente votación implantar la jornada única a partir del curso próximo. Los cambios se harán efectivos en septiembre, con el regreso de los alumnos a las aulas. Pero la reorganización no solo afectará entonces al horario de las clases, que pasarán a ser solo de mañana. La línea de transporte escolar también se verá condicionada por ese nuevo sistema. El autobús costeado por el Ayuntamiento de Monforte que cubre la ruta urbana funciona de forma compartida con el colegio A Gándara, en el que se mantendrá la jornada partida. Los directores de ambos centros educativos sondearon la disposición del alcalde para la puesta en marcha de dos líneas diferentes después del verano.

La eliminación del horario lectivo partido no supone mayor problema para el servicio que la Xunta pone a disposición de los alumnos que residen en las parroquias. Dejó de ser un inconveniente con la llegada del transporte escolar integrado, que brinda una mayor flexibilidad en las líneas al permitir utilizarlas a viajeros ajenos a los centros educativos. El transporte, en este caso, ya no se comparte con otros colegios. No sucede lo mismo, sin embargo, con el autobús escolar que ofrece el Ayuntamiento a las familias del casco urbano cuyos hijos residen en los colegios públicos y de educación primaria de Monforte.

El autobús escolar urbano no es obligatorio, pero es un servicio que presta el Ayuntamiento desde hace tiempo. La concesión fue renovada hace ahora un año y recayó en la empresa Autocares Sánchez. Las condiciones del contrato ahora en vigor contemplan la prestación de un servicio compartido por los colegios Novo y A Gándara. Cualquier otra solución pasa, por lo tanto, por un acuerdo entre el Ayuntamiento y la empresa, al que fue adjudicada esta línea de transporte hasta mediados del 2020.

Los concejales no adscritos dirigieron una pregunta al alcalde en el pleno celebrado ayer a última hora de la tarde para saber cómo se va a gestionar el autobús escolar urbano tras el cambio acordado en el Colexio Novo. La portavoz de ese grupo, Pilar López, dijo que su iniciativa responde a la preocupación que le trasladaron numerosas familias que tienen a sus hijos estudiando en A Gándara.

El alcalde, José Tomé, mantuvo días atrás una reunión con la directora del Colexio Novo, María Núñez, y con el jefe de estudios del colegio de A Gándara Óscar González. Los representantes de ambos centros incidieron en que el modelo actual del transporte urbano no resulta operativo con la modificación de los horarios en el Colexio Novo, que adelanta la entrada a clase y también la salida.

Tomé se mostró partidario de establecer líneas «que dean servizo a cada un dos centros, aínda que o custe sexa algo maior». Esa es la «voluntad» del alcalde, que solo después de las municipales podrá traducirse en compromiso firme. «Hai unhas eleccións polo medio e penso que neste momento non se deben tomar decisións que hipotequen un futuro goberno», apunta. El coste actual del servicio es de 13.750 euros anuales y cubre los diez meses de prestación del transporte por curso escolar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La jornada única en el Colexio Novo encarecerá el contrato del bus urbano