Nueve mil vides al día para dar cuerpo al mayor viñedo de la Ribeira Sacra

Las más de cien hectáreas que compró un empresario hotelero están casi plantadas


MONFORTE / LA VOZ

La macroviña de Pantón comienza a tomar cuerpo en terrenos de Goián, Augas Santas y Espasantes. En estos tres lugares -y en el entorno de la bodega del antiguo convento que forma parte del proyecto promovido por un empresario con raíces en ese municipio- se van a plantar más de cien hectáreas de viñedo provistas de un sistema de riego que las mantendrá a salvo de las heladas primaverales. Los trabajos empezaron la pasada semana y está previsto que concluyan entre finales de marzo y los primeros días de abril.

Las parcelas hasta ahora sin cultivo que se convertirán en viñedo están situadas en terrenos llanos, una circunstancia que permite el empleo de maquinaria en su acondicionamiento como viñedo. El ritmo de plantación en esas condiciones puede alcanzar hasta nueve mi vides por jornada.

El empresario Lorenzo López, dueño de una importante cadena hotelera en Canarias y originario de la parroquia de Deade, es el promotor de este ambicioso proyecto, para el que adquirió además el antiguo convento dominico de Pantón y la finca colindante en la que ahora asoman las futuras vides. Antes de iniciar la plantación de viñedo, puso en marcha la restauración del priorato y la bodega monumental que forma parte de la propiedad.

Los vinos serán elaborados en ella y el convento se convertirá en un museo dedicado a la viticultura y el patrimonio de la Ribeira Sacra. Lorenzo López se hizo con otra bodega histórica de grandes dimensiones situada cerca de Monforte. Está excavada en el monte de Piñeira y pudo ser levantada por los condes de Lemos. En una fase posterior, será restaurada con el propósito de integrarla en el proyecto que ahora se está desarrollando en el municipio de Pantón.

La plantación de los viñedos ocupa estos días a buen número de vecinos. La maquinaria abre surcos en los terrenos a la profundidad necesaria para que enraícen las vides que luego colocan a la distancia precisa los operarios contratados. La densidad de plantación en esos terrenos, desprovistos de bancales, puede rondar las 3.000 cepas. El sistema de conducción será en espaldera, con largas hileras de cepas cuyas ramas se guían mediantes alambres sujetos a postes.

Riego frente a las heladas

Todas las viñas dispondrán de un sistema de riego que activarán unos sensores si hay amenaza de helada en la época de brotación. Esta precaución es fundamental en las zonas elegidas para las plantaciones, muy expuestas a las heladas primaverales al estar fuera de las zonas de ribera. Pese a esta circunstancia, son zonas de larga tradición vitícola que están acogidas en todos los casos a la denominación de origen Ribeira Sacra.

Vinos blancos para satisfacer los gustos de una clientela de turistas alemanes

Las más de cien hectáreas adquiridas por este empresario serán plantadas en su práctica totalidad con treixadura, una de las variedades blancas catalogadas como preferentes en el reglamento del consejo regulador de Ribeira Sacra. En principio, la producción será comercializada en los establecimientos hoteleros propiedad de la cadena de Lorenzo López. Según indicaron fuentes próximas al empresario, en la plantación de viñedo se tuvo en cuenta el gusto mayoritario de sus clientes. Alemanes principalmente que suelen inclinarse por los vinos blancos antes que por los tintos.

El empresario originario de Pantón adquirió otras parcelas de menores dimensiones en otros puntos de ese municipio. Entre ellos está la parroquia de Atán, una de las zonas vitícolas de la ribera del Miño. No está descartado que se acondicione alguno de estos viñedos con variedades tintas. Las vides que están siendo plantadas desde la pasada semana fueron encargadas a un vivero de la provincia de León.

Tomando como referencia los rendimientos máximos que autoriza el reglamento del consejo regulador de la denominación de origen, cuando la plantación esté a plena actividad podrá producir en torno a 800.000 litros de vino por cosecha.

¿El final del reinado de la mencía?

LUIS DÍAZ

Los investigadores del cambio climático aconsejan probar variedades más tardías

¿Tendremos que sustituir las variedades que se cultivan en la Ribeira Sacra? Con diferentes enunciados, la pregunta se repite en los títulos de las comunicaciones anunciadas para la jornada sobre cambio climático y enfermedades del viñedo de este jueves en Pantón. Nadie se atreve a poner fecha al fin del reinado de la mencía en esta denominación de origen. Pero los que mejor conocen los efectos del calentamiento global sobre el viñedo recomiendan experimentar con otras variedades.

Cuestionar la mencía en esta denominación de origen son palabras mayores. De los 6.142.499 kilos de uva cosechados en la última vendimia, 5.724.829 eran de esa variedad. Emilia Díaz, de la Estación de Viticultura e Enoloxía, será una de las ponentes en la jornada sobre viñedo y cambio climático. Su charla lleva el lema As castes galegas recomendadas para facer viños na Ribeira Sacra, ¿é necesaria unha alernativa á mencía?, pero la investigadora matiza que el título puede inducir a equívoco.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Nueve mil vides al día para dar cuerpo al mayor viñedo de la Ribeira Sacra