Tres años y los pinos encima de casa

Vecinos de Moreda reclaman desde el 2016 que se talen unos árboles por el riesgo de incendio y de desprendimientos

Los pinos están a diez metros de las casas y en un terraplán situado a más altura
Los pinos están a diez metros de las casas y en un terraplán situado a más altura

monforte / la voz

Los vecinos de un pueblo de Monforte llevan cerca de tres años esperando que el Ayuntamiento haga cumplir la ley y corte el pinar que crece a diez metros de sus casas. El pinar está formado por unos cuarenta árboles y los afectados se quejan no solo de que lo tienen demasiado cerca, con lo que eso supone en caso de incendio, sino también de que están situados en un terraplén de tal manera que pueden venirse abajo y caer encima de sus casas.

El pinar se encuentra en el lugar de Outeiro, un barrio de la parroquia de Moreda, y su propietario no vive en Monforte, sino en Madrid. El Ayuntamiento le hizo llegar una orden de tala de estos pinos en septiembre del 2018, pero a pesar de que tenía un mes de plazo para cumplirla, el hecho es que casi medio año después los árboles siguen ahí y la indignación de los vecinos va en aumento.

En la concejalía de Medio Ambiente

Las primeras denuncias son de septiembre del 2016. Fuentes de los vecinos aseguran que fue entonces cuando denunciaron las condiciones en las que están estos pinos y lo hicieron ante la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Monforte. «En el Ayuntamiento -dicen representantes de los vecinos que viven en estas tres casas- explicamos que esta plantación infringe la normativa de gestión de biomasa y la ley de montes en cuando a la prevención de incendios forestales. Tiempo después, y al no recibir información alguna del Ayuntamiento sobre el estado en el que se encontraba el procedimiento que ellos suponen que se abrió tras su denuncia, los vecinos decidieron recurrir a la Consellería de Medio Rural, donde les contestaron con rapidez, pero para remitirlos de nuevo a la administración municipal, con el argumento de que el asunto es competencia suya.

Después de eso, los vecinos supieron que el Ayuntamiento publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE), del 2 de noviembre del 2017, un requerimiento público dirigido al propietario del pinar en el que lo instaban a que solucionase el problema. Y después de eso, la junta de gobierno local decidió el pasado mes de septiembre darle al denunciado un mes de plazo para que talase esos pinos, con la advertencia de que si él no lo hacía, el Ayuntamiento se vería obligado a cortarlos directamente para después pasarle la factura.

Entre el primer anuncio y el aviso con plazo de la junta de gobierno local, en mayo del año pasado la Consellería de Medio Rural aprobó la normativa que responsabiliza a los ayuntamientos de hacer cumplir las directrices sobre distancias mínimas permitidas entre zonas pobladas y plantaciones forestales, para ayudar a controlar los incendios. Fuentes de los vecinos de la aldea de Outeiro apuntan, a este respecto, que «el Ayuntamiento incluso publicó bandos informativos por todas las parroquias para pedirle a la gente que cumpliese con esa normativa». De lo que se quejan es de que ellos llevan tres años pidiendo que se cumpla la ley en este caso y todavía no lo han logrado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tres años y los pinos encima de casa