El Asma, un río que sigue sin merecer señalización propia

El único letrero que indicaba el nombre de este curso de agua desapareció hace años sin ser reemplazado

R. fernández
chantada / la voz

La imagen situada sobre estas líneas, tomada a principios de la década de 1990, tiene cierto valor histórico por reflejar el único letrero que indicaba la presencia del río Asma a lo largo de sus veinticinco kilómetros de curso. La señal, desaparecida hace años, se encontraba en la Ponte Nova de Chantada, que forma parte de la antigua carretera N-540. En la actualidad no hay en este lugar ningún letrero que indique el nombre del río.

No es un caso único, ya que en niguno de los parajes en los que el Asma se cruza a lo largo de su recorrido con diversas carreteras -como los puentes de Abelairas, Agrelos, Asper, Burgás, Esmoriz, Rubiás o Seixo, entre otros puntos- hay un letrero que especifique el nombre del río. Esta singular ausencia contrasta con el hecho de que otros ríos menos importantes de la comarca -el Búbal y el Bubaíño- sí están señalizados con letreros, aunque los nombres están escritos incorrectamente porque carecen de tildes.

Nombres de parroquias

La falta total de señalización también resulta especialmente llamativa si se tiene en cuenta la notable importancia histórica de este río, que da su nombre a cuatro parroquias del municipio de Chantada -Santa Cristina, San Fiz, Santa Uxía y San Xurxo- y a una de Carballedo, la de Santa Cristina de Asma. El nombre también tiene una fuerte presencia en el municipio de Taboada. Según estudios realizados por el fallecido historiador y arqueólogo Jaime Delgado Gómez, el nombre del río Asma se utilió al menos desde el siglo IX para denominar las tierras del actual municipio taboadés. Delgado señaló además que el nombre de Terra de Asma aparece en diversos documentos fechados entre los años 1198 y 1264 -conservados en los archivos del monasterio de Oseira- para aludir a un territorio que comprendía aproximadamente los de los modernos municipios de Chantada y Taboada.

Por estos motivos, los historiadores Claudio Otero y Xosé Méndez -en un artículo publicado en este diario en el 2016- abogaron por dar el nombre de Asma a un hipótetico nuevo municipio que podría surgir de la fusión de los tres que componen la comarca chantadina. También se considera oriundo de estas tierras a Airas Moniz de Asma, un trobador del siglo XII.

Raíz indoeuropea

La antigüedad de la denominación del río, por otro lado, parece remontarse a tiempos muy lejanos. Según el lingüista Edelmiro Bascuas -que lo menciona en su libro Hidronimia y léxico de origen paleoeuropeo en Galicia-, el nombre del Asma puede proceder de la raíz indoeuropea ap, que significaría agua o río, alargada en asp y con el sufijo ma. Este misma raíz, de acuerdo con este investigador, estaría también en origen de otros nombres de ríos como el Masma, el Limia o el Porma, en León.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Asma, un río que sigue sin merecer señalización propia