La seguridad del túnel de la N-120 en Montefurado será reforzada

Fomento presupuesta las obras dentro de un plan de mejoras destinadas a la A-6


lugo / la voz

Los presupuestos del Estado que presentó el Gobierno de Pedro Sánchez asignan una partida de 4,4 millones de euros para este año y de 5 millones para el 2020 en la A-6 en la provincia de Lugo. La inversión se destina a cumplir la obligación que marca la Unión Europea de que los túneles de la red de carreteras del Estado cumplan unos estándares de seguridad. En el caso de España, se fijaron a través de en un real decreto del año 2006 donde se estipularon medidas incluso más estrictas que las que marcaba la legislación comunitaria.

Aunque los técnicos de Fomento realizan inspecciones periódicas, se llevan a cabo simulacros de incendios y en los últimos años se han ejecutado mejoras en los túneles de la A-6, con los 9,4 millones, asignados en dos años, el Gobierno quiere apuntalar las medidas de seguridad de todos estos pasos subterráneos, que incluyen tanto los de Lugo como los del Bierzo. Se trata de los ocho túneles (o 16 porque se desdoblan) de Neira, Cereixal, Doncos, San Pedro, Pedrafita (estos en Lugo), La Escrita, Trabadelo y Villafranca (León).

El citado real decreto, el 635/2006, detalla las medidas de seguridad en función de varios parámetros: longitud, tránsito medio de vehículos, si son urbanos, si son bidireccionales... En el caso de la Autovía del Noroeste, donde la mayoría se sitúan entre los 500 y los 1.000 metros, deben de disponer de salidas de emergencia que permitan  a los usuarios utilizarlas para  abandonar el túnel sin sus vehículos y llegar  a un lugar seguro en caso de accidente de circulación o incendio. Asimismo habrán de contar con puestos de emergencia, bien una cabina o un nicho en la pared, y estar equipados como mínimo con un teléfono de emergencia y dos extintores. Solo un túnel largo de la A-6, el de Villafranca, carece de esta salida de emergencia.

Mejorar la iluminación

Además, estas infraestructuras han de contar con sistemas de ventilación artificial con dispositivos de control de los contaminantes emitidos por los vehículos en un  flujo de tráfico normal y denso, pero también para el caso de que la circulación esté detenida a causa de un incidente o accidente y del calor y el humo en caso de incendio.

También deben disponer de dispositivos de detección del fuego y siniestros de tráfico. La iluminación también debe mejorar la normal, para asegurar a los conductores una visibilidad adecuada de día y de noche en la entrada del túnel, en las zonas de transición y en la parte central, y la de seguridad, para que los usuarios puedan evacuar el túnel en caso de avería en el suministro eléctrico.

Gran parte de los túneles de la A-6 tienen ya estas medidas, aunque se notan más carencias en los pasos de la vertiente del Bierzo, con peor iluminación y en algún caso sin los sistemas de ventilación necesarios. Además, los túneles de entre 200 y 500 metros (en este caso Trabadelo y San Pedro) tienen que disponer de salidas de emergencia, algo que no sucede en la actualidad.

Fomento diseña para los túneles de la A-6 obras en el pavimento, labores de drenaje, instalaciones eléctricas, aumentar las medidas de control con cámaras de vigilancia (especialmente en las entradas y salidas), más equipos de emergencia, señalizaciones, disposiciones de protocolos contra incendios, barreras de seguridad exteriores entre otras acciones.

Otro túnel que entra en esta remesa de mejoras de Fomento para adaptarlo al real decreto del 2006 es el de la N-120 en Montefurado, en el municipio de Quiroga. El pasado año se arregló los túneles de Barosa, en la N-120.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La seguridad del túnel de la N-120 en Montefurado será reforzada