El Parlamento exige que se mantenga la carga de trabajo del taller ferroviario


monforte / la voz

El Parlamento aprobó ayer una proposición no de ley que reclama al Ministerio de Fomento y a Renfe que mantengan la carga de trabajo del taller ferroviario de Monforte y lo doten del personal necesario. La propuesta fue presentada por un grupo de diputados del PP entre los que están la monfortina Julia Rodríguez y Raquel Arias, de Sober. El texto, que obtuvo el respaldo de todos los grupos parlamentarios denuncia que recientemente la dirección de Renfe ordenó el envío al taller ferroviario que hay en Granada de material averiado que correspondía reparar en el de Monforte.

El taller de Monforte tiene encomendada la reparación de frenos de vagones y de amortiguadores de locomotoras. Según la exposición de motivos de la proposición no de ley presentada esta semana por el PP en el Parlamento, la empresa ferroviaria ordenó recientemente el envío a Granada de un lote de frenos averiados que estaban en Monforte a la espera de ser reparados. En su iniciativa parlamentaria, los populares no aclaran si esta medida poco común tiene que ver con los problemas de personal que tiene el taller de Monforte.

Trece personas

Las instalaciones de reparación de material de Renfe en la estación de Monforte disponen de una plantilla que en la actualidad está formada por trece personas. Sindicatos como la CGT y organizaciones sociales como la plataforma monfortina en defensa del ferrocarril llevan tiempo denunciando que el envejecimiento de esta plantilla puede comprometer el futuro del taller. Las instalaciones disponen de carga de trabajo, y más desde que en el 2016 Renfe cerró el taller de Venta de Baños y adjudicó a Monforte la actividad que hasta ese momento se desarrollaba en esa localidad de la provincia de Zamora. Antes de eso, en la plantilla había cierto temor porque llevaban un tiempo perdiendo actividad. A partir de ahí, el principal problema pasó a ser la falta de relevo para el personal que se jubila.

Los planes oficiales de la dirección de la empresa con respecto a los talleres que considera secundarios, como el de Monforte, pasan por mantenerlos operativos mientras dispongan de personal. No hay por ahora planes para contratar personal nuevo que cubra las vacantes que se producen por jubilación. El trabajador más joven del taller de Renfe tiene en estos momentos 53 años, así que no falta mucho para que la plantilla se reduzca tanto que ya tenga capacidad para mantener este centro de trabajo operativo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Parlamento exige que se mantenga la carga de trabajo del taller ferroviario